Vodafone da entrada a KKR y GIP en su negocio de torres y percibirá hasta 7.100 millones

Vantage Towers se ha valorado en 16.200 millones

Constituirán una 'joint venture' al 50% y lanzarán una opa para los minoritarios

Vodafone da entrada a KKR y GIP en su negocio de torres y percibirá hasta 7.100 millones
REUTERS

Vodafone ha cerrado un acuerdo para vender una participación en Vantage Towers, su filial de torres, a KKR y Global Infrastructure Partners (GIP), en una transacción por la que percibirá entre 3.200 y 7.100 millones de euros, en función del ajuste final con los accionistas minoritarios de la compañía de infraestructuras, que se ha valorado en 16.200 millones.

En un comunicado, Vodafone ha explicado que ha firmado una alianza a largo plazo, por la que creará una joint venture, repartida al 50% con KKR y GIP, que mantendrá el 81,7% del capital de Vantage, que actualmente es propiedad de la operadora. Vodafone y los fondos se repartirán los derechos de voto al 50%.

Vantage se ha valorado en 32 euros por acción, precio que incluye una prima del 19% con respecto al precio medio de sus acciones en el último mes, y del 33% con respecto al precio de la OPV de la empresa, que tuvo lugar en la Bolsa alemana en marzo de 2021. En la transacción se ha acordado un múltiplo de 26 veces el ebitda después de arrendamientos para el periodo concluido el pasado 31 de marzo de 2022.

Bajo el acuerdo, la joint venture presentará una opa voluntaria para la compra de los títulos que están en manos de los accionistas minoritarios de Vantage, que estará financiada con nueva deuda y acciones de GIP y KKR. La intención de ambas partes es sacar de cotización a la empresa de infraestructuras. RRJ Capital, segundo accionista minoritario de Vantage, con un 2,4% del capital, ha aceptado de forma irrevocable la oferta para vender sus acciones. Según Bloomberg, el fondo soberano de Arabia Saudí ayudará a financiar la operación.

Vodafone ha señalado que percibirá unos ingresos mínimos de 3.200 millones de euros, basado en las acciones que venderá a GIP y KKR, con lo que reducirá su apalancamiento en 0,2 veces el ebitda. Los ingresos máximos serán entre 5.800 y 7.100 millones de euros, dependiendo del resultado final de la citada opa, y sujeto a que GIP y KKR eleven su participación antes del cierre del aumento de la participación en la joint venture hasta el 50%. De esta manera, Vodafone reducirá el apalancamiento entre 0,4 y 0,5 veces el ebitda. JP Morgan estima que la operadora percibirá cerca de 6.000 millones.

La transacción está condicionada a las autorizaciones regulatorias pertinentes, y su cierre está previsto para el primer semestre de 2023.

La joint venture prevé pagar dividendos anuales a los accionistas con el exceso de generación de caja, en función de las condiciones operativas.

Vantage Towers continuará con su actual dirección para “desarrollar la siguiente fase de crecimiento”. La intención de Vodafone y los socios del consorcio es construir un proyecto en Vantage Towers que tenga éxito a largo plazo. Los socios han acordado un periodo de bloqueo de tres años tras el cierre de la operación, y una vez concluya, cada accionista podrá iniciar la venta total o parcial de su partición en la joint venture, siempre bajo el derecho de tanteo del resto de accionistas.

KKR y GIP ya se habían mostrado como favoritas en el proceso, y su intención ha sido cerrar un acuerdo lo antes posible, para evitar que una posterior oferta de otro aspirante, pudiera dar el traste con sus planes, tal y como sucedió el pasado verano, en la operación de compraventa de las torres de Deutsche Telekom en Alemania y Austria, cuando en el tramo final irrumpieron Brookfield Asset Management y DigitalBridge, imponiéndose en la subasta.

En la actualidad, KKR, uno de los accionistas de referencia de la española MásMóvil, fue también un accionista de referencia de Telxius, la división de infraestructuras de Telefónica, que vendió sus torres a American Tower en 2021 por 7.700 millones de euros. KKR acordó la venta de su 40% de Telxius a Telefónica y Pontegadea, el holding de Amancio Ortega, a principios de este año.

La española Cellnex, líder del sector de infraestructuras de torres en Europa, también había sido situada entre los interesados. El grupo que dirige Tobías Martínez, no obstante, siempre ha dejado claro que sólo participaría en el proceso de Vantage si Vodafone optaba por poner en marcha un proceso industrial y no financiero, como ha sucedido finalmente. Cellnex sólo habría pujado si tomaba una participación mayoritaría y se hacía con la gestión.

La transacción ha tenido un fuerte impacto en las bolsas. Las acciones de Vantage subieron ayer un 10,24%, hasta 32,3 euros, ligeramente por encima del precio establecido en el acuerdo. Vodafone, por el contrario, bajo un 0,2%, si bien, durante la sesión, las caídas llegaron a rondar el 2%. Cellnex, por su parte, avanzó un 3,38%, hasta 34,24 euros, si bien durante la jornada, sus acciones llegaron a dispararse casi un 6% en el mercado, y recuperaron la cota de los 35 euros. La empresa española se estaría beneficiando de la valoración fijada en la transacción en Vantage, así como por le hecho de no tener que afrontar un nuevo esfuerzo financiero en un momento de incertidumbre y de subida de los tipos de interés.

Compañía con gran peso en España e interesada en CTIL

Vantage Towers es uno de los principales grupos de infraestructuras de telecomunicaciones de Europa, con cerca de 83.000 emplazamientos repartidos en diez países. España es el segundo mercado de la compañía, con cerca de 8.600 emplazamientos, y unos ingresos el pasado año de 172 millones de euros. La compañía tiene como cliente principal a Vodafone, si bien tiene acuerdos también con otros operadores como Telefónica. En el mercado español compite con Cellnex, American Tower y Totem Group, filial de Orange.

Además, Vantage es propietaria del 50% de CTIL, la compañía que agrupa en Reino Unido las torres de Vodafone y Virgin Media O2, filial de Telefónica y Liberty Global. De hecho, Vantage se ha mostrado interesada en adquirir el 50% del capital de CTIL que está en manos de Virgin Media O2.

Normas
Entra en El País para participar