El auditor interno, contrapeso de poderes en la empresa

Las Jornadas de Auditoría Interna 2022 destacan la labor de la profesión en tiempos de crisis

Sonsoles Rubio, presidenta del Instituto de Auditores Internos, durante su discurso inaugural de las jornadas.
Sonsoles Rubio, presidenta del Instituto de Auditores Internos, durante su discurso inaugural de las jornadas.

Bajo el eslogan La otra receta, ¿cocinamos?, el Instituto de Auditores Internos (IAI) de España ha celebrado las Jornadas de Auditoría Interna 2022, que han congregado, en torno a sus ponencias y mesas redondas, a más de 500 auditores internos en las instalaciones de Ifema, en Madrid. La gran cita del año de la profesión recupera de este modo la presencialidad, después de dos años realizándose de forma virtual a causa de la pandemia.

Sonsoles Rubio, presidenta del Instituto de Auditores Internos, calificó de “imprescindible” y “todavía más en tiempos de crisis”, la necesidad de preservar un equilibrio de poderes tanto en el sector privado como en el público, al que reclamó una mirada más allá del corto plazo.

Durante el discurso inaugural de las jornadas, Rubio señaló que “la existencia de un equilibrio de poderes es imprescindible no solo a nivel empresarial, la debemos exigir también a nuestros políticos e instituciones. Deben dejar atrás decisiones cortoplacistas que puedan afectar al equilibrio entre poderes y actuar teniendo siempre presente que la base de una sociedad democrática y libre, que busca el mayor beneficio para todos, es, precisamente, aquella en la que los límites de poder están bien definidos y los contrapesos hacen su función”.

Sonsoles Rubio distingue a estos profesionales como generadores de confianza

La presidenta del IAI destacó el papel equilibrador de poderes que realizan los auditores internos en el seno la empresa. “Trabajamos en clave de riesgo” y aportamos “credibilidad y confianza”, pero también “jugamos un papel muy relevante en asegurar el equilibrio de poderes y entre los diferentes intereses que surgen en el seno de las organizaciones. Ayudamos a que la gestión de los riesgos se haga dentro del marco de apetito al riesgo que definen los órganos de administración y gobierno de nuestras sociedades, actuando así de contrapeso. Este equilibrio, siempre importante, es la clave del buen gobierno y es todavía más necesario y relevante en tiempos de crisis y difíciles como los que vivimos”.

Avalancha de riesgos

En su discurso de apertura de las jornadas, la presidenta recordó la dificultad del entorno actual, en el que sucede una avalancha de riesgos globales, complicados e interconectados que están haciendo muy compleja la gestión empresarial y exigen la constante vigilancia y supervisión por parte de los auditores internos. En su opinión, todo ello conforma un nuevo entorno “cada día más retador” que tiene como contrapartida una mejor percepción de la labor de auditoría interna: “Incrementa el valor de nuestra profesión como grandes generadores de confianza hacia nuestros grupos de interés, a los que aportamos credibilidad, fomentamos así un modelo de negocio sostenible a largo plazo”, aseveró Rubio.

Las jornadas contaron con destacados ponentes internacionales y nacionales de compañías como Ferrovial, Repsol, BBVA, Telefónica, Iberdrola, Inditex, Deloitte, KPMG o EY, expertos de primera línea en diferentes campos.

Manuel Pizarro, Alberto Andreu, Rafael Bonnelly o Pablo Laso, entre de los ponentes

Tras el discurso inaugural de Sonsoles Rubio, la primera ponencia corrió a cargo de Manuel Pizarro, presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España, quien realizó un detallado análisis de la situación económica bajo el título Unión Europea y convergencia económica. Alberto Andreu, presidente de la Asociación Española de Directivos de Sostenibilidad (Dirse), puso un poco de luz sobre la creciente regulación en torno a la sostenibilidad, su carácter disruptivo y el rol del auditor interno. Rafael Bonnelly, fundador y CEO de Evveland Metaverse y Buskeros, analizó en su disertación las implicaciones del metaverso y proporcionó las claves para prepararse para este nuevo universo virtual.

Dentro de las sesiones generales, también participaron Pablo Laso, histórico entrenador del Real Madrid de baloncesto, que aportó algunas de las claves para llevar adelante la compleja tarea de la gestión de equipos, y Benito Ybarra, presidente del Consejo del Instituto de Auditores Internos Global (IIA), que se encargó de explicar el proceso de revisión de las normas de la profesión que se está llevando a cabo actualmente y que marcará y ayudará a perfilar aún mejor el futuro de la auditoría interna.

Las jornadas se complementaron con sesiones técnicas paralelas que abordaron temas más específicos para el auditor interno, como la gestión de incidentes de ciberseguridad, la aplicación de blockchain a la auditoría interna, el aseguramiento del uso ético de la inteligencia artificial, reporting y monitorización de riesgos ESG, así como las mejores prácticas de auditoría interna, entre otros.

Este año la acción solidaria de las jornadas ha ido dirigida a World Central Kitchen, la ONG fundada por el chef asturiano José Andrés, para la cual se han recaudado fondos.

Sostenibilidad disruptiva

Alberto Andreu.
Alberto Andreu.

Alberto Andreu, presidente de la Asociación Española de Profesionales de Sostenibilidad (Dirse), disertó, en su ponencia en las Jornadas de Auditoría Interna, sobre Sostenibilidad: por qué es una disrupción y qué rol juega el auditor interno.

Para Andreu, el concepto que hoy se maneja de responsabilidad corporativa o sostenibilidad procede de un viaje de 70 años desde su primera formulación en 1953. Un viaje en tres etapas, donde primero se intentó definir un concepto. “Hoy todo el mundo tiene claro que tú no puedes hacer negocios teniendo en contra al entorno en que te estás moviendo. La sostenibilidad es una aproximación de negocio que quiere crear valor a largo plazo mediante el aprovechamiento de oportunidades (más ingresos) y la minimización de los impactos negativos”.

En segundo lugar, se equipara la información no financiera a la financiera, “El reporte no financiero se tiene que ir aproximando cada vez más al reporte financiero, este gap hay que cerrarlo y se está cerrando a golpe de martillazo regulatorio”.

Y tercero, “tenemos el objetivo Net Zero, una economía baja en carbono, que es el modelo económico por el que apuesta Europa. Tendremos que ver que esto, de alguna manera, está metido en el ordenamiento jurídico”. Este modelo, en su opinión, es disruptivo, porque requiere una inversión de muchos billones de euros.

Normas
Entra en El País para participar