Salud

La familia Rubiralta paga 2.000 millones por la americana Immucor para integrarla en Werfen

Financiará la operación con BNP, que coordina el crédito, Caixabank, BBVA y HSBC. Prevé disparar su facturación a 2.200 millones tras comprar a su rival. Barclays y Evercore asesoran en la operación

Marc Rubiralta, presidente de Werfen.
Marc Rubiralta, presidente de Werfen.

La empresa catalana de tecnología sanitaria Werfen, de la familia Rubiralta, ha adquirido al fondo TPG a su rival estadounidense Immucor, según anunció ayer la firma. Pagará 2.000 millones de dólares (2.050 millones de euros) por esta macrotransacción.

La firma financiará la operación prácticamente en su totalidad, únicamente asumiendo una pequeña parte con recursos propios, según fuentes de la empresa. Werfen financiará la adquisición a través de deuda bancaria, en un crédito cordinado por BNP Paribas, en el que también participan BBVA, Caixabank y HSBC. La compañía prácticamente no tenía pasivo, por lo que este será su principal endeudamiento.

Immucor, con sede en Norcross (Georgia, EE UU), está centrada en el diagnóstico para transfusiones y transplantes, un negocio complementario al de la firma española. Además, Wefen ganará peso en EE UU, ya que la compañía adquirida tiene más del 50% del negocio en ese país, frente al 25% de la tecnológica catalana.

El fondo americano TPG había adquirido Immucor en 2011 por 1.970 millones.

La compañía espera superar el control de competencia en EE UU en tres o cuatro meses, por lo que busca cerrar la operación en el primer tramo de 2023, según las fuentes de la compañía.

En facturación, una vez completada la adquisición y según las cifras de 2021, Werfen superará los 2.200 millones de euros en ingresos, contará con siete centros tecnológicos y empleará a cerca de 7.000 personas en todo el mundo, con presencia directa en 30 países y mas de 100 territorios a través de socios distribuidores, según un comunicado remitido por la compañía. Actualmente, Werfen tiene 2.200 empleados en EE UU.

La empresa de los Rubiralta facturó el pasado año 1.854 millones, un 9,3% más que un año antes. Como beneficio neto 362,9 millones, un 39% más que en 2020. En EE UU, obtuvieron un beneficio antes de impuestos de 150 millones, según las cuentas del grupo, casi cuatro veces más que el ejercicio precedente.

Marc Rubiralta, presidente de Werfen, comentó en el comunicado que Immucor –uno de los líderes mundiales en la investigación, desarrollo, fabricación y distribución de soluciones innovadoras de diagnóstico especializado para hospitales y laboratorios clínicos– “encaja de forma natural” con su modelo de negocio. “Valoramos mucho su compromiso de mejorar la atención a todos los pacientes que necesitan una transfusión o un trasplante. Esto encaja perfectamente con nuestra visión y estrategia a largo plazo, se alinea con nuestra apuesta por la especialización, y complementa los valores de Werfen”, agregó.

El fabricante catalán cuenta actualmente con cuatro áreas de negocio de pruebas: coagulación, test urgentes, para enfermedades autoinmunes y de productos para otros laboratorios.

En esta transacción, Werfen ha sido asesorada por Barclays, Deloitte y Milbank. Los vendedores e Immucor fueron asesorados por Evercore y Ropes & Gray.

Normas
Entra en El País para participar