Marco regulatorio

Botín pide flexibilidad para atraer la inversión e impulsar el crecimiento

Ana Botín, presidenta del Banco Santander
Ana Botín, presidenta del Banco Santander

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha apelado a la flexibilidad para impulsar el crecimiento en un mundo fragmentado y ha propuesto revisar la normativa para garantizar que las reglas actuales permitan a Europa ser más verde, digital y competitiva en el futuro.

Durante la apertura de la Conferencia Internacional de Banca 2022 organizada por Santander, Botín ha reflexionado sobre la necesidad de apoyar el crecimiento en un mundo fragmentado para que los países puedan enfrentarse a problemas como la pobreza, el desempleo, la desigualdad, el cambio climático y la estabilidad democrática, así como para que puedan reducir sus altos niveles de deuda.

En este sentido, ve importante un plan nítido para superar la crisis actual. En concreto, se ha referido a un plan para desarrollar las habilidades necesarias para invertir en I+D, un plan para la transición verde y un plan para la digitalización.

Botín ha llamado a acelerar la transición hacia una economía más sostenible mediante la liberación de más inversión y financiación. "Hay mucho capital listo para ser desplegado, pero para liberarlo los inversores necesitan confianza y seguridad. Es por ello que los gobiernos deben establecer planes de transición para que sus economías sean neutras en carbono. Estos planes deben reflejar que los gobiernos están poniendo todas las herramientas que tienen a su alcance para trabajar en la descarbonización y el fomento de la inversión en activos verdes", ha advertido.

Asimismo, la directiva ha apuntado que la transición depende del crecimiento y que este precisa de fuentes de energía "fiables y asequibles", como combustibles fósiles, especialmente gas, que Europa necesita en el contexto de la invasión rusa de Ucrania.

"Si necesitamos utilizar más combustibles fósiles a corto plazo o invertir en nuevas infraestructuras de gas para asegurar la independencia de Rusia, es clave tener planes de transición que nos sirvan de guía en el camino hacia una economía neutra en carbono", ha señalado.

En cuanto a las oportunidades que ofrece la digitalización para el crecimiento, Botín ha apuntado a la posibilidad de aprovechar los datos para "prestar más, mejor y de manera más segura" o de utilizar el 'blockchain' y monedas programables para reducir los costes financieros, si bien ha recordado que cualquier tecnología nueva lleva aparejados nuevos riesgos, por lo que debe encontrarse el equilibrio y crear marcos regulatorios que impulsen la innovación y permitan a las empresas competir en igualdad de condiciones.

Normas

En este escenario, la presidenta de Banco Santander ha abogado por "ser más flexibles" en un mundo fragmentado para superar la falta de crecimiento. Según ha recalcado, la crisis actual difiere de la de 2008, pues la inflación y los tipos son mayores y los gobiernos intentan devolver sus deudas.

Así, Botín ha instado a poner el foco en los retos y oportunidades del futuro y no seguir como si el mundo estuviera atascado en la crisis de 2008, cuando los riesgos eran diferentes.

En este sentido, ha defendido que, a medida que cambian los riesgos, deberían cambiar las normas. "La regulación no es un fin en sí mismo, ni está escrita en piedra. Es algo que tiene que evolucionar, realizado por las personas para gestionar los riesgos a los que se enfrentan. Así que, ¿no deberíamos pensar cuáles son las reglas que necesitamos para que Europa sea una historia de éxito en los próximos14 años? ¿Una Europa que sea más verde, digital, más competitiva y más innovadora?", ha reflexionado.

En este sentido, ha pedido colaboración para que el sistema financiero sea "rentable, flexible y dinámico" y pueda así seguir siendo "estable y seguro" y financiar las inversiones necesarias para el crecimiento futuro.

"De esta manera, verdaderamente, se podrá apoyar el crecimiento en un mundo fragmentado. Si crecemos, podremos enfrentarnos a los desafíos. El crecimiento viene acompañado por la confianza y la confianza viene acompañada, a su vez, por la apertura de miras. Este debería ser nuestro objetivo", ha concluido.

A continuación, el comisario europeo de Presupuesto y Administración, Johannes Hahn, ha coincidido en que gobiernos y empresas tienen que trabajar "mano a mano" en la transición verde y digital, así como en la necesidad de favorecer la predecibilidad para levantar los fondos que requieren las acciones en el campo del cambio climático.

"Efectivamente, nada tiene que estar grabado en piedra. Hace un par de años, era la respuesta correcta, pero ahora tenemos que ser flexibles, adaptarnos a los nuevos desafíos y responder de forma apropiada y, en este sentido, también estamos unidos", ha afirmado el comisario europeo.

Unión bancaria

La presidenta de Santander y el comisario europeo han participado a continuación en un panel de discusión junto al presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, y la Asesora Económica Superior de la Iniciativa de Desarrollo Económico de África, Oby Ezekwesili.

Botín ha aprovechado para incidir en la importancia de completar la Unión de Mercados de Capitales y la Unión Bancaria para impulsar el crecimiento en Europa. "En tanto en cuanto no suceda, no vamos a poder tener una Europa fuerte. Tenemos que poder competir contra Estados Unidos y contra otras jurisdicciones", ha avisado.

Según ha destacado la presidenta de la entidad, la banca en Europa proporciona gran parte de la financiación que necesita el sector privado y cuenta con los mecanismos para identificar cuáles son las inversiones productivas, dado que se relaciona con millones de pymes en toda Europa.

En este sentido, ha recordado que el sector lleva tiempo ofreciendo a los gobiernos la opción de trabajar como socios para garantizar que aquellos que "necesitan y merecen" la inversión, la reciben.

Normas
Entra en El País para participar