Energía

Vestas lanza otro 'profit warning' tras perder más de 1.000 millones

Su negocio en Rusia le penaliza con 358 millones

Vestas lanza otro 'profit warning' tras perder más de 1.000 millones

El sector eólico sigue en pérdidas a pesar de que es una industria clave para propiciar la transición energética. Vestas ha registrado unos números rojos de 1.030 millones en los nueve primeros meses del año, frente a unos beneficios de 129 millones en el mismo periodo del año anterior. La multinacional danesa ha contabilizado impactos negativos en el negocio por un importe de 517 millones, la mayoría de ellos (358 millones) por sus actividades en Rusia. Por tanto, cerrará 2022 con un resultado negativo.

La facturación hasta el 1 de octubre cayó un 12%, al contabilizar 9.703 millones. El retroceso en ventas se agudizó en el tercer trimestre, con un desplome del 29,3%.De julio a septiembre pasados perdió 147 millones.

Con estos números, la corporación con sede en Aarhus ha anunciado un nuevo profit warning. El cálculo anterior recogía  que su resultado operativo podía mantenerse estable o caer un 5%. Y la previsión actual se apunta a esta segunda opción.

En la presentación de resultados, Henrik Andersen, presidente y consejero delegado del mayor fabricante de aerogeneradores del mundo, señaló que la incertidumbre geopolítica y la alta inflación recortaron los márgenes del negocio y ralentizaron los proyectos anunciados por los inversores. Con la cotización de las materias primas en máximos, que luego tiene su repercusión en parte en el precio de las turbinas, muchos operadores han optado por retrasar la puesta en marcha de nuevos parques eólicos.

Además, los problemas en las cadenas de suministro llevaron a que Vestas redujera su beneficio neto de explotación (Ebit) un 3,2%. Su corrección de resultados a la baja para todo el ejercicio también se extiende a las ventas. De la estimación anterior de una banda de facturación entre 14.500 y 16.000 millones, se ha pasado a otra entre 14.500 y 15.000 millones.

Con estas perspectivas, Vestas ha reducido asimismo en 150 millones su plan de inversiones. El nuevo presupuesto es de 850 millones. Andersen también se quejó de que los trámites burocráticos para la concesión de permisos de explotación siguen obstaculizando la entrada en actividad de nuevos complejos renovables.

Vestas se suma al escenario de pérdidas que ya afecta a sus competidores Siemens Gamesa y GE. En la jornada de este miércoles en Bolsa, el grupo danés registraba una subida de su cotización por encima del 4%.

Normas
Entra en El País para participar