Cooperativas

Orona y Ulma estudian su salida de Corporación Mondragón

Tras el abandono en su día de Irizar y Ampo

Sede de Orona en Hernani (Gipuzkoa).
Sede de Orona en Hernani (Gipuzkoa).

Las cooperativas Orona y Ulma están estudiando su salida de Corporación Mondragón, como ya hicieron en su día las empresas de economía social Irizar y Ampo. Todo un impacto en un grupo integrado ahora por más de un centenar de compañías que suman una plantilla global que supera las 80.000 personas.

Según ha informado la cadena vasca de televisión Eitb, ambos grupos se plantean su desmarque del grupo para afrontar sus proyectos en solitario. De todas formas, cada cooperativa defiende históricamente su propio balance e inversiones, mientras que la corporación puede arroparles en sus proyectos internacionales o de financiación, entre otras iniciativas, como las relacionadas con la innovación.

Ulma, con negocios en el sector de la construcción y con sede en Oñati (Gipuzkoa), factura 900 millones con 5.550 trabajadores. Por su parte, Orona, con sede en Hernani (Gipuzkoa), es uno de los principales fabricantes de ascensores y de equipos de elevación del mundo. Registra una facturación superior a los 830 millones con 5.500 empleados.

Ambas tendrán que ratificar su salida de Corporación Mondragón a través de la celebración de sendas asambleas para constatar la opinión de sus socios, como ya hicieron en su día el fabricante de autobuses Irizar y Ampo, productores de autobuses y de válvulas para los sectores de gas y petróleo, respectivamente.

Normas
Entra en El País para participar