Tecnología

Google abrirá en 2023 en Málaga su tercer centro de ingeniería de seguridad en Europa

Será "un hub global clave para nuestra estrategia de ciberdefensa", según ha dicho Kent Walker, presidente de Asuntos Globales de la compañía

Kent Walker, presidente de Asuntos Globales de Google, este miércoles en Madrid.
Kent Walker, presidente de Asuntos Globales de Google, este miércoles en Madrid.

Google ya ha puesto fecha para abrir su centro de ciberseguridad en Málaga. Será en 2023. Así lo avanzó este miércoles en Madrid el presidente de Asuntos Globales de la tecnológica estadounidense, Kent Walker, durante un encuentro sobre protección del espacio digital europeo organizado por el gigante tecnológico.

El centro ha adquirido la categoría de Centro de Ingeniería de Seguridad de Google (GSEC), convirtiéndose en una ubicación más estratégica para la ciberseguridad de la compañía a nivel internacional. Se trata del tercer centro de estas características que Google abre en Europa, además de los que están en Munich y Dublín, que están especializados en privacidad y responsabilidad del contenido, respectivamente.

Walker destacó que el centro será "un hub global clave para nuestra estrategia de ciberdefensa". "Será un espacio de investigación sobre ciberseguridad y malware que tendrá una doble misión: ayudar a empresas y administraciones públicas a comprender mejor la evolución de las ciberamenazas y proteger a los clientes y al conjunto de la ciudadanía", continuó el directivo, quien añadió que el centro también será fundamental para establecer asociaciones locales y regionales en materia de ciberseguridad durante los próximos años.

Fuencisla Clemares, directora general de Google España, destacó que el nuevo centro supone una "oportunidad de oro para reforzar la posición de España en el ámbito de la ciberseguridad. Según  apuntó el vicepresidente de Ingeniería de Google Cloud, Wieland Holfeder, el centro de Málaga permitirá a la multinacional "entender mejor las amenazas y proteger mejor a los clientes y ciudadanos". En este centro tendrá un papel importante el equipo de VirusTotal, la startup malagueña de ciberseguridad que Google compró en 2012.

Walker explicó que VirusTotal ha crecido desde una "modesta startup" hasta convertirse en "el principal escáner y repositorio de malware del mundo". VirusTotal permite buscar malware entre los millones de nuevas muestras que recibe cada día y "muchos lo llaman el Google de las herramientas de ciberseguridad", añadió el directivo. 

Walker anunció también que el próximo año pondrán en marcha el programa Google for Startups Growth Academy for EU Cybersecurity para acelerar el crecimiento de startups especializadas en ciberseguridad de toda Europa. De hecho, VirusTotal, el germen del centro de ciberseguridad GSEC de Málaga, es un brillante ejemplo del valor de ese apoyo. Hoy día, esta empresa es un ejemplo europeo que, desde unos orígenes humildes, ha sabido crecer hasta convertirse en el escáner de malware más importante del mundo, desde que Google la adquirió en 2012.

Estas iniciativas se suman a los esfuerzos de Google para reforzar la ciberseguridad en España. Por ejemplo, colaboramos con el gobierno español y con agencias de ciberseguridad como CCN-CERT para crear soluciones en la nube con todos los requisitos de confianza y garantía. Del mismo modo, recientemente hemos anunciado el tour regional sobre seguridad online "Protege tu negocio", que recorrerá España con la misión de conectar, formar y prestar apoyo a la pequeña empresa.

El presidente de Asuntos Globales de Google hizo un llamamiento a favor de la "seguridad abierta" en su intervención en el evento de Madrid. En su opinión, el contexto de tensiones geopolíticas al alza no hacen más que elevar las prácticas fraudulentas que "socavan nuestra seguridad".

"La ciberguerra y la guerra informativa se han convertido en herramientas cotidianas que tratan de explotar nuestras vulnerabilidades para desestabilizar las economías y las democracias", remarcó. Y por eso, señaló, no es de extrañar que, cuando la Comisión Europea anunció su plan de transformación digital de Europa para 2030, diera un papel protagonista a la seguridad.

Walker defendió, por ello, que para proteger el mundo digital no hay que crear "fortalezas y jardines amurallados", aplicando requisitos de localización de los datos, límites en el acceso a los mercados e incluso restricciones de acceso a determinados servicios transfronterizos, sino apostar por una estrategia abierta.

"La ciberseguridad es un deporte de equipo. Cada uno de nosotros es tan fuerte como el eslabón más débil de la cadena. En cambio, trabajando juntos podemos impulsar la innovación y adoptar las mejores prácticas, de un modo que nos beneficie a todos", continuó el directivo, que habló, dijo, desde la experiencia. "Los servicios de Google reciben ataques todos los días. Y, a pesar de ello, nos las arreglamos para proteger a más personas que nadie en el mundo. Nosotros entendemos la seguridad como un esfuerzo colectivo, en el que capitalizamos marcos de trabajo abiertos y nos apoyamos en buena medida en software seguro de código abierto".

Con esta política en la cabeza, Walker recordó que Google publicó recientemente un libro blanco con recomendaciones tales como la importancia de invertir en tecnología que sea segura por defecto, de trabajar con socios privados e internacionales en nuevas áreas de cooperación, y de construir una seguridad basada en la apertura y la interoperabilidad.

"Todas estas recomendaciones son fruto de nuestra experiencia", insistió. Como recordó el directivo, en 2009 Google sufrió un importante ciberataque, conocido como Operación Aurora. "Ahí aprendimos que la transparencia combinada con la seguridad por diseño es la mejor fórmula para proteger el ecosistema digital".

Para avanzar en la seguridad abierta, Walker dijo que es esencial que existan asociaciones y acuerdos entre sociedades democráticas reguladas por el imperio de la ley. "Hay que olvidarse de los enfoques aislados y avanzar hacia un ecosistema de innovación en el que los expertos en seguridad puedan compartir información sobre amenazas, desarrollar prácticas cada vez mejores y adoptar nuevas tecnologías".

Otro elemento clave es que haya interoperabilidad y normas de seguridad armonizadas entre tecnologías y países, para facilitar el cumplimiento por parte de empresas, innovadores y fabricantes de todos los tamaños. "La consecuencia última es que tendremos un hardware más seguro y un mejor software", subrayó.

Normas
Entra en El País para participar