Barceló compra a Globalia el 49,5% que no controlaba en Avoris

Asumirá la gestión sobre un grupo de 1.500 puntos de venta y 6.000 trabajadores

Vicente Fenollar, presidente ejecutivo y consejero delegado de Avoris
Vicente Fenollar, presidente ejecutivo y consejero delegado de Avoris

< sigue ganando peso en el sector turístico español. Si el grupo balear ya poseía la segunda mayor hotelera de España, con 278 hoteles en 25 países, solo superada por Meliá, desde hoy controla el 100% del mayor grupo de agencias de viajes de España, ya que hizo oficial la compra del 49,5% que tenía Globalia en la sociedad que fundaron tras la fusión de sus divisiones de viajes. De este modo, el gigante que dirige Simón Pedro Barceló tendrá el control absoluto sobre 1.500 puntos de venta y 6.000 empleados.

El anuncio se produce solo unas semanas después de que se produjera una revolución sin precedentes en el Comité de Dirección de Ávoris, del que salieron Miguel Ángel Sánchez y Emilio Rivas, los dos únicos representantes de Globalia, y que todo el poder recayera en los 11 delegados de Barceló, con Vicente Fenollar y Juan Carlos González al frente.

La primera incognita tras la adquisición se refiere al precio por el cual Barceló ha comprado la participación del 49,5% de Globalia. Para ello es necesario saber primero cuál fue la valoracion que se hizo de cada empresa antes de la fusión en una única unidad de negocio, cerrada en marzo de 2021. En segundo lugar, la empresa resultante de la fusión es la que se comprometió a la devolución de los 320 millones recibidos del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Estatales (SEPI) y ahora habrá que saber si Barceló ha asumido íntegramente la devolución de los préstamos o si bien se han repartido entre ambas.

Frente a las reticencias iniciales de la Comisión Nacional para los Mercados y la Competencia a la fusión, Barceló dejó claro desde el principio que los principales problemas de solvencia se encontraban en Globalia y que si finalmente el organismo regulador tumbaba la integración, la que tendría problemas para sobrevivir sería el holding fundado por Juan José Hidalgo, que sumó dos contratiempos en poco tiempo: por un lado, la ruptura de las negociaciones con IAG para la fusión con Air Europa y el deterioro de su negocio de viajes que obligó a acelerar las negociaciones con Barceló.

La toma de todo el control de la empresa por parte de Ávoris invita a pensar que el grueso de los futuros ajustes en una coyuntura negativa podría cebarse en las unidades de negocio de Globalia, tal y como sucedió cuando tocó negociar con los representantes de los trabajadores un expediente de regulación de empleo (ERE). En la primera propuesta presentada a los sindicatos, la empresa propuso 223 despidos, de los que 162 (un 72,6%) correspondían a Globalia y solo 61 (un 27,4%) a Barceló. La oferta final rebajó la cifra de despidos a 202, de los que 155 (un 76,7%) estaban en plantilla de Viajes Halcón o Viajes Ecuador (Globalia), mientras que solo 47 (un 23,3%) pertenecían a marcas como B The Travel Brand o Evelop.

Viajes El Corte Inglés, el mayor competidor de Ávoris, también tuvo que hacer frente a un despido colectivo, que finalmente afectó a 475 trabajadores, 145 menos de la cifra inicialmente propuesta. Todos salieron con una indemización de 33 días por año trabajado y 20 mensualidades.

El deterioro de las agencias de viajes persiste

Reunión. La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) reclamó la pasada semana a la directora general de Trabajo, Verónica Martínez, ampliar la vigencia del Mecanismo Red (una suerte de ERTE a la medida) hasta el 31 de marzo de 2023 (tres meses más) ante la mala coyuntura. En julio hubo 4.200 trabajadores de las agencias de viajes adscritos al Mecanismo Red, en agosto otros 1.800 y en septiembre 1.500. A ello hay que sumar que en ese tercer trimestre hubo 18.350 trabajadores en ERTE ETOP.

Normas
Entra en El País para participar