_
_
_
_

Lafarge afronta 778 millones de multa tras reconocer en EE UU que pagó a grupos terroristas en Siria

La matriz Holcim se desmarca de la actuación de la cementera francesa, que ocultó estas actuaciones durante y después de la fusión de 2015

Javier Fernández Magariño

El gigante francés del sector cementero Lafarge se ha declarado culpable este martes de los cargos que le imputa el Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre colaboración con organizaciones terroristas, por lo que afronta una sanción de 778 millones de dólares.

De este modo, se cierra un proceso en el que, por primera vez, una empresa asume la culpabilidad en EE UU de haber apoyado a grupos armados. El cargo en concreto es de conspiración para brindar respaldo material a organizaciones terroristas extranjeras.

Los hechos tuvieron lugar en Siria entre agosto de 2013 y octubre de 2014. Lafarge mantuvo una fábrica en Siria después de que estallara la guerra civil en 2011 y habría realizado pagos a distintos grupos armados, entre ellos Estado Islámico. Fue en defensa del personal de la planta, según se ha reconocido en una audiencia ante el tribunal federal de Brooklyn. La misma Lafarge también enfrenta cargos de complicidad en crímenes de lesa humanidad ante un tribunal de París.

Sobre el caso abierto en Nueva York, la cementera ya había admitido previamente que su subsidiaria siria había atendido sobornos. Fue en una investigación interna, promovida por Holcim en 2016, en la que sí negó la colaboración en crímenes de lesa humanidad. Los resultados de estas pesquisas fueron revelados en 2017.

La francesa, integrada con la suiza Holcim, habría ocultado estas informaciones a la dirección de esta última en el momento de la fusión que tuvo lugar en 2015. Desde Holcim se ha apuntado ante el regulador bursátil suizo que estos acontecimientos son heredados y atentan contra sus valores.

Poco tiempo después del matrimonio entre cementeras, fueron grupos de defensa de los derechos humanos quienes lanzaron las acusaciones contra Lafarge, de la que se dijo que había entregado 13 millones de euros a grupos terroristas para seguir operando en Siria entre 2011 y finales de 2014.

Causa heredada

En su declaración, Lafarge exime de cualquier culpa a Holcim. Lafarge Cement Siria fue cerrada años atrás y el propio Departamento de Justicia avala la versión de que los exejecutivos de Lafarge SA y Lafarge Cement Siria ocultaron la conducta penada a Holcim y sus auditores antes y después de que Holcim adquiriera Lafarge SA. “La resolución de hoy reafirma el compromiso de Holcim de realizar todos sus negocios con la máxima integridad”, ha manifestado el grupo suizo a través de una nota enviada al regulador bursátil.

Lafarge, por su parte, ha señalado a través de otro comunicado que acepta “la responsabilidad por las acciones de los ejecutivos involucrados a título individual, cuyo comportamiento fue una violación flagrante del Código de Conducta de Lafarge. Lamentamos profundamente que esta conducta haya ocurrido y hemos trabajado con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para resolver este asunto".

El tribunal ha aclarado que no ha encontrado indicios que apuntaran que los directivos involucrados apoyaban “los métodos, objetivos o ideologías” de los grupos terroristas que operaban en Siria. Estos habrían actuado en un periodo de violencia extrema y ante la presión terrorista.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Archivado En

_
_