Vodafone vende sus torres en pleno desplome en Bolsa de las infraestructuras

Las ‘torreras’ pierden más de 100.000 millones en capitalización desde enero

La teleco recibe el interés de varios fondos y empresas del sector

Vodafone vende sus torres en pleno desplome en Bolsa de las infraestructuras
Getty Images

El sector de las telecos está muy pendiente de la venta, por parte de Vodafone, de una participación que podría ser de control de su filial Vantage Towers.

El proceso, actualmente en marcha, ha atraído a fondos especializados en infraestructuras como Brookfield, DigitalBridge, KKR, Global Infrastructure Partners y EQT, además de gigantes del sector como American Tower y Cellnex. En el caso de la empresa española, hasta ahora ha mantenido siempre su estrategia de adquirir solo participaciones de control y tener la gestión. En cualquier caso, Vodafone no ha decidido si optará por un fondo o un grupo industrial. De ser esta última alternativa, Cellnex y American Tower tendrían más posibilidades.

Ahora bien, la operación, una de las mayores del año tras la venta de las torres de Deutsche Telekom en agosto pasado, coincide con un momento de desplome en Bolsa del conjunto de las empresas del sector.

Las mayores compañías de torres han perdido cerca de 100.000 millones de euros en capitalización bursátil de manera conjunta desde principios de año.

Entre otras, Cellnex cede cerca de un 40% en Bolsa desde enero, la italiana Inwit un 21%, Crown Castle un 38%, SBA un 36% y American Tower un 34%. En gran medida, según fuentes del mercado, estas empresas están replicando la evolución del Nasdaq. La propia Vantage se deja un 20%, a pesar de las expectativas de operación corporativa y de que Vodafone tiene el 81% del capital y el free float es de solo un 19%. Fuentes del mercado creen que estas circunstancias penalizarían a Vodafone a la hora de establecer una valoración definitiva, especialmente para atraer a los fondos de inversión, que quieren una rentabilidad y un calendario de salida. Vantage tiene una capitalización bursátil en este momento de 13.200 millones de euros.

En estas circunstancias, los bancos de inversión han empezado a hacer ajustes en sus valoraciones del sector. Citi acaba de recordar de forma drástica los precios objetivos de American Tower, SBA y Crown Castle, advirtiendo del impacto de los tipos de interés, de la subida del dólar, así como de la aceleración de la consolidación en el sector de las telecos, que podría penalizar a las torreras. En la misma línea, New Street Research ha reducido la recomendación de Inwit, y ha recortado los precios objetivos de Cellnex y Vantage, porque, aunque están razonablemente bien protegidas ante la inflación, su cash flow largo plazo es altamente sensible a los cambios en los tipos reales.

Tipos de interés

Otras fuentes del mercado señalan que la caída viene motivada, en buena medida, por el fuerte endeudamiento de este tipo de compañías, derivado de las numerosas adquisiciones de activos de infraestructuras a las operadoras de telecomunicaciones. Ahora, esa deuda se puede ver penalizada por la subida de los tipos de interés. American Tower, en julio pasado, ya advirtió sobre esta coyuntura.

Las empresas del sector, no obstante, han trabajado en ampliar la vida media de la deuda. La propia American Tower, que tiene una deuda de 38.700 millones de dólares (unos 39.750 millones de euros) señaló que la vida media de su deuda es ahora de 6,1 años, frente a 5,2 años en 2010, e indicó que no espera vencimientos significativos próximamente. Cellnex, por su parte, destaca que un 86% de su deuda, que ronda los 14.300 millones de euros, está referenciada a tipo fijo.

De igual forma, las compañías del sector defienden que su negocio es seguro porque está basado en contratos a largo plazo con las telecos. Crown Castle destacó en julio que había registrado un sólido crecimiento de los ingresos y “una vez más, elevaba las previsiones de resultados operativos para el conjunto de 2022”. También SBA elevó los ingresos un 13%, con una evolución trimestral “muy fuerte”.

También Cellnex, que elevó sus ingresos un 59% gracias a sus compras, confirmó su perspectiva para 2022 con unos ingresos entre 3.460 y 3.510 millones.

Visibilidad en los nuevos negocios en las torres

Compañías. Las torreras defienden que los fundamentales de sus negocios no han cambiado, y siguen siendo fuertes. Además, aseguran que, aunque no se hicieran nuevas adquisiciones, cuentan con unas perspectivas de expansión en ámbitos vinculados a las infraestructuras como el desarrollo del 5G, las redes privadas, las infraestructuras en el transporte o la conexión de fibra hasta los emplazamientos.

Cellnex. La empresa ha sido una de las primeras ‘torreras’ en atacar el negocio de red activa, más allá de las redes pasivas. De hecho, ya ofrece a la polaca Polkomtel este servicio. La compañía confía en que esta actividad eclosione en uno o dos años. Con respecto a las actividades actuales, Cellnex tiene un backlog o contratos asegurados de 110.000 millones de euros, con una previsión de despliegue de más de 30.000 nuevas torres en los países en los que tiene presencia hasta 2030.

Operación. Cellnex está a la esperar de cerrar la compra de las torres de Hutchison en Reino Unido, una vez que recibió luz verde de Competencia. Con la transacción, realizará una ampliación de capital, ya aprobada por su junta, que estará destinada a pagar a Hutchison por estas torres.

Normas
Entra en El País para participar