Ingeniería

Abengoa afronta la fase crítica para su salvación con cinco ofertas sobre la mesa

El consejo recibe las propuestas y se da unas semanas para estudiarlas, con la fecha límite del 30 de octubre

Abengoa afronta la fase crítica para su salvación con cinco ofertas sobre la mesa

Esta vez sí es la definitiva. Tras años evitando la quiebra, Abengoa exprime las últimas semanas antes de entrar en concurso de acreedores. El consejo de Abenewco, la filial de la compañía de ingeniería que ostenta todos sus activos productivos, ha acordado este viernes trabajar con las cinco ofertas que le han llegado esta semana para tratar de blindar su futuro. Estas son las ofertas de Técnicas Reunidas, Urbas, Terramar, Ultramar y Sinclair Capital. El plazo límite para alcanzar un acuerdo y salvar los 3.000 empleos es el 30 de octubre.

Más de una veintena de filiales de Abengoa entraron en preconcurso de acreedores el pasado 30 de junio, después de que la SEPI rechazase rescatar el otrora gigante español de las renovables. Entre estas filiales se encuentra Abenewco 1, la que ostenta la mayor parte de los activos productivos de la compañía desde el frustrado rescate del verano de 2020. La matriz, sin actividad, lleva en liquidación desde este verano.

Esta es la última bala con la que la compañía trata de salvar sus más de 3.000 trabajadores. La antigua ley concursal, bajo la que se invocó todavía el preconcurso de las filiales de Abengoa, establece un periodo de cuatro meses antes de que la compañía entre definitivamente en concurso. Este periodo expira el 30 de este mes. Y las fuentes consultadas apuntan a esta fecha como el límite para que la empresa pueda evitar la quiebra total. Aunque técnicamente las negociaciones con los compradores podrían seguir con la empresa en concurso, estas mismas fuentes apuntan a que la debilidad de la compañía hacen inverosímil que pueda sobrevivir en el concurso de acreedores.

Para evitarlo, Abengoa ha recibido durante esta semana las ofertas para salvar el grupo, al menos en parte. El consejo de la compañía se reunió este viernes para estudiar las pujas. Y ha invitado a los ofertes a seguir trabajando en ellas junto a la compañía.

Las ofertas presentadas proceden de inversores de muy diferente tipo. Técnicas Reunidas y Urbas, por un lado, son firmas con las que ha trabajado habitualmente Abengoa. También ha presentado su propuesta Sinclair Capital, el fondo que se alió al antiguo presidente de la matriz (Clemente Fernández) para tratar de salvar a Abengoa SA de la liquidación en el último minuto. También ha emergido otro viejo conocido del proceso Ultramar, que sondearon un acuerdo con los Amodio, los máximos accionistas de OHL, para hacerse con la compañía hace más de un año. Y la última oferta en llegar, fuera del plazo estipulado inicialmente, ha sido la de Terramar. Este fondo de origen californiano protagonizó el anterior intento por salvar el grupo. Acordó inyectar 200 millones a cambio de obtener la ayuda de la SEPI y líneas de avales garantizados por Cesce.

Plazos

Uno de los problemas que afronta la operación es la diversidad de las ofertas. Cada una se dirige a un perímetro concreto. La compañía, en asesoría de EY, el administrador concursal, tratará de dar prioridad a las ofertas por la mayor parte de la firma, con el objetivo de salvar el mayor número posible de empleos. La complejidad del asunto hace prever que dificilmente se lleguen a cumplir los plazos.

Las fuentes consultadas esperan que en unas dos semanas elija al favorito. El tiempo, no obstante, aprieta. La empresa se ha dado la próxima semana para trabajar en las pujas. Y espera avanzar en el proceso durante la siguiente. Así las cosas, solo contaría con apenas siete días más para ultimar el acuerdo que rescatase el grupo andaluz.

Paralelamente discurre la liquidación de la matriz, Abengoa SA. A principios de julio, el juez decidió mandar a liquidación a esta compañía –cuyos activos son apenas un cuadro de Murillo y una residencia vacacional para trabajadores– y cesar al consejo de administración, pilotado por Clemente Fernández. Este trató de hacer una maniobra de última hora para presentar una oferta junto a Sinclair Capital, que no fue tenida en cuenta por el juez.

Normas
Entra en El País para participar