Energía

Reynés confirma que ultima un pacto con Argelia para el suministro del gas

El presidente de Naturgy carga contra los productores por beneficiarse de la subida de los precios

Reynés confirma que ultima un pacto con Argelia para el suministro del gas

Naturgy encarrila el contrato de suministro de gas con Argelia. El presidente de la gasista, Francisco Reynés, ha pedido "paciencia" para la recta final de las conversaciones con la petrolera nacional de este país, Sonatrach, por la complejidad en la determinación del precio en este contexto de crisis energética.

"Esperamos en breve una buena noticia para la estabilidad de precios. No será una buena noticia completa, ya que los precios no serán los que fueron", ha sostenido este jueves en un foro organizado por la CEOE.

La principal gasista española ya ha conseguido blindar el suministro de gas hasta 2024, tal y como ha publicado este periódico. Los últimos flecos se centran en determinar el precio, en un contexto de extrema volatilidad de precios en el gas natural. Reynés ya se muestra resignado a soportar un alza en el precio. También ha explicado la particularidad del contrato, al que aún le quedan 10 años de vigencia, en el que se revisan los precios cada tres años, un periodo más largo de lo habitual. Las negociaciones actuales afectarán hasta 2024.

Reynés ha afirmado que las conversaciones con Sonatrac "están siendo largas por la volatilidad de los precios, pero no subirán lo que se está diciendo y tampoco se cerrarán cifras desorbitadas". Reynés ha reiterado que los precios anteriores "difícilmente volverán a medio plazo".

"Los que tenemos contratos de gas nos está costando mucho cerrar acuerdos sobre precios futuros, porque los productores ven la posibilidad de cobrar más por estas referencias frente a lo que cobraban", ha explicado.

En medio de este contexto, Reynés ha cargado contra los productores de gas, por ser los que, en su opinión, se están beneficiando de las alzas en los precios de las materias primas. Un mensaje también para el Gobierno, que ultima un impuesto para gravar los beneficios extraoridnarios de las eléctricas.

En cuanto al proyecto Géminis, con el que Naturgy prevé crear dos grandes grupos cotizados, que separen los negocios regulados de los liberalizados, Reynés ha recodado que "no es el momento" de ejecutar el proyecto "pues debe presidir ahora la prudencia antes que la ejecución".

Normas
Entra en El País para participar