INE

La subida de tipos frena la firma de hipotecas sobre viviendas, que crece un 2,3% en julio

Se alcanzaron las 35.918 operaciones con un nuevo récord de préstamos a tipo fijo

Promoción de viviendas en venta.
Promoción de viviendas en venta.

La firma de hipotecas sobre viviendas siguió creciendo en España el pasado julio, pero lo hizo a un ritmo mucho más moderado que en meses anteriores debido a que la subida de los tipos de interés endurece las condiciones de financiación y augura una recesión económica. Las operaciones aumentaron un 2,3% en tasa interanual frente al incremento del 12% del mes anterior o el 24,7% de mayo, hasta alcanzar 35.918 préstamos, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística.

La subida de julio es casi diez puntos inferior a la experimentada en junio y la menos pronunciada desde febrero de 2021. Con todo, se trata del decimoséptimo repunte consecutivo, que sitúa el importe medio de las hipotecas sobre viviendas en 146.445 euros, un 8,1% más que en julio de 2021, mientras el capital prestado por las entidades sumó 5.260 millones, un 10,6% más que un año antes.

Para Juan Villén, portavoz de idealista, “los datos de julio muestran claramente la desaceleración del crecimiento prevista por otros indicadores adelantados y que esperamos se confirme en los próximos meses". En la misma línea, el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, sostiene qe "la moderación empieza a ser una realidad en el sector inmobiliario". La directora de Estudios de Fotocasa, María Matos, añade que el frenazo observado en julio responde tanto al cambio en la política monetaria como a la "temporalidad estival". "La primera subida de tipos de interés ejecutada por el BCE en el mes de julio ha podido ralentizar la concesión y firma de hipotecas, debido a que las entidades financieras estaban a la espera de ver de cuánto sería la subida", explica Matos.

El BCE elevó los tipos de interés en 50 puntos básicos en julio, más de lo esperado, y los volvió a subir en 75 puntos básicos en septiembre, hasta situarlos en el 1,25%.

Nuevo máximo del tipo fijo

En las hipotecas sobre viviendas, el tipo de interés medio fue del 2,50% y el plazo medio de 25 años. El 24,6% de los préstamos se firmaron a tipo variable, mientras que el 75,4% restante fueron a tipo fijo, nuevo récord histórico de una opción que blinda al hipotecado de los vaivenes del euríbor. El índice de referencia mantiene su tendencia alcista desde que el pasado mes de abril regresara a niveles positivos por primera vez en más de seis años. En julio, la media mensual se situó en el 0,992% frente al -0,491% de julio de 2021. Actualmente, el euríbor a 12 meses ya supera el 2% y encarece las hipotecas variables en más de 2.000 euros de media al año. Se esperan más subidas de tipos y del euríbor, de manera que seguirá incrementándose el esfuerzo financiero de las familias con hipotecas.

El aumento que viene registrando el euríbor por el movimiento al alza de las tasas rectoras y la expectativa de que continúen subiendo ha llevado a los bancos a cambiar el escaparate hipotecario. Las entidades están subiendo las hipotecas fijas para dirigir las contrataciones hacia las variables, con las que ahora obtienen más márgenes gracias al euríbor. Pero, pese al encarecimiento de las fijas y a que los bancos están rebajando los precios variables para hacerlos más atractivos, la mayoría de hipotecados todavía opta por el tipo fijo. "Muchas familias prefieren cerrar una hipoteca a tipo fijo que enfrentarse a un posible encarecimiento de la cuota en un futuro", indica Matos. El tipo de interés medio al inicio fue del 2,03% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,68% en el caso de las de tipo fijo.

"El horizonte de subidas de tipos ha llevado a los consumidores a apostar claramente por las hipotecas fijas, marcando un nuevo máximo histórico por encima del 75% del total. Para la segunda mitad del año prevemos la confirmación de estas líneas: ralentización del crecimiento, encarecimiento de las hipotecas y prevalencia del tipo fijo sobre el variable”, apunta Villén.

Por otro lado, está cayendo el número de hipotecas que cambian de condiciones. Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, se produjeron 8.788 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un descenso anual del 59,2%. El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) fue de 1.835, un 38,5% menos que en julio de 2021. Por su parte, en 439 hipotecas cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), un 54,2% menos que un año antes.

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en julio de 2022 fueron Cataluña (7.102), Andalucía (6.846) y Madrid (5.558).

En tasa intermensual (julio sobre junio), las hipotecas sobre viviendas se hundieron un 16%, mientras que el capital prestado retrocedió un 16,6%. En ambos casos son sus mayores descensos en un mes de julio de los últimos cinco años.

En los siete primeros meses del año el número de hipotecas para comprar vivienda se ha incrementado un 14,8% y el capital prestado ha subido el 23,2%.

Normas
Entra en El País para participar