Industria farmacéutica

Biogen y Eisai se disparan en Bolsa por su nuevo fármaco contra el alzhéimer

Las compañías anuncian que su terapia es eficaz y pedirán la autorización en EE UU y Europa

Biogen y Eisai se disparan en Bolsa por su nuevo fármaco contra el alzhéimer

El laboratorio estadounidense Biogen y el japonés Eisai sorprendieron en la noche del martes (hora española) a la comunidad médica y a los inversores con los avances en una terapia conjunta novedosa contra el alzhéimer, anunciando que solicitarán su aprobación en EE UU, Europa y Japón antes del primer trimestre de 2023. La consecuencia inmediata ha sido que ambas empresas se dispararon en Bolsa este miércoles.

Biogen y Eisai anunciaron que su fármaco lecanemab, un anticuerpo monoclonal, ha tenido resultados suficientemente positivos en ensayos en fase III (la última etapa) con 1.800 pacientes como para solicitar su autorización. Concretamente, avanzan que mejora en un 27% la reducción de las placas beta amiloides en el cerebro (comunes en estos enfermos) frente a un ensayo con placebo.

Las acciones de Biogen se dispararon un 37% al inicio de la sesión en Wall Street, llevando la capitalización de la empresa de Massachusetts hasta casi los 40.000 millones de dólares, alrededor de 10.000 millones de ganancia en un solo día. Igualmente, la cotización de Eisai se elevó casi un 18%.

Esta innovación puede ser muy relevante por el alto número de afectados y la falta de tratamientos desde hace más de dos décadas para una enfermedad que no tiene cura. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en el mundo padecen demencia senil alrededor de 55 millones de personas, con un aumento de 10 millones de nuevos casos cada año, de los que entre el 60% y el 70% corresponden a alzhéimer.

Los laboratorios aseguraron que darán más detalles en un próximo congreso científico de noviembre. El siguiente paso es que las autoridades sanitarias de EE UU y europeas validen estos avances apuntados por las compañías y dar vía libre en los próximos meses.

"No es un gran efecto, pero sí un efecto positivo", afirmó Ronald Petersen, director del centro de alzhéimer de la Clínica Mayo, recoge Reuters. "Esto significa que tratar el amiloide es un paso en la correcta dirección".

Biogen consiguió el pasado año aprobar otro medicamento para esta patología, pero con una relevante polémica y acabó retirando su comercialización ante la falta de uso. La FDA (la agencia de medicamentos de EE UU, en sus siglas en inglés) autorizó su uso en contra de la decisión previa, de rechazo, de su panel de expertos.

Este es el primer fármaco experimental que pedirá su autorización de la batería de medicamentos que actualmente están en investigación, de laboratorios como Lilly, Roche, Abbvie, Axsome, NeurMedix y Anavex.

 

Normas
Entra en El País para participar