Borrell anticipa una respuesta “sólida” al sabotaje del Nord Stream mientras el precio del gas sube con fuerza

La tensión política y económica impacta en los mercados globales, no solo en los europeos

Borrell anticipa una respuesta “sólida” al sabotaje del Nord Stream mientras el precio del gas sube con fuerza

La Unión Europea "está profundamente preocupada" por los daños en los gasoductos Nord Stream 1 y 2 que han provocado fugas en las aguas internacionales del mar Báltico, y avanzó una respuesta "sólida y unida" ante la acción, calificada de sabotaje por las capitales europeas. Según el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, "toda la información disponible indica que esas fugas son el resultado de un acto deliberado", y agregó que la Unión Europea apoyará "cualquier investigación que tenga como objetivo aclarar totalmente lo sucedido y su motivación".

El incidente ha devuelto la presión al mercado del gas, que hoy  ha comenzado la jornada con un alza superior a los 11%, después de un incremento del 21% durante el martes. El precio del megawatio en el mercado de Países Bajos alcanza los 210 euros; aunque el sistema de tuberías del Nord Stream 1 y 2 estaba fuera de servicio, los mercados descuentan que este problema podría tensionar aún más las cadenas de distribución global.

“Europa tendrá que abastecerse de gas en otros lugares indefinidamente y buscará fuertemente comprar gas natural licuado proveniente de Estados Unidos”, destacó Toby Copson, analista de Trident LNG, en Bloomberg. Esta situación ha provocado una rápida reacción en los índices de referencia asiáticos, que el martes saltaron un 13%

Desde Moscú, el gobierno ruso también ha destacado que no se trata de un accidente producto del azar y ha apuntado contra Occidente. “Ahora mismo no se puede descartar ninguna opción”, dijo el portavoz ruso, Dmitri Peskov, en una conferencia telefónica con periodistas, informa Reuters. A la vez, el gigante ruso Gazprom ha vuelto a aumentar la tensión respecto al suministro que envía a través de las interconexiones ucranias. La firma rusa ha declarado que podría llevar a la empresa ucrania Naftogaz al Tribunal Internacional de Arbitraje, aunque no se descarta que los envíos puedan paralizarse.

El nuevo choque entre Europa y Rusia llega al mismo tiempo que Noruega, Dinamarca y Polonia celebran la puesta en marcha del nuevo gasoducto báltico, que permitirá el transporte del hidrocarburo desde los yacimientos noruegos al resto de Europa. La comisaria de Energía de la Comisión Europea, Kadri Simson, aseguró el martes por la noche que se trata de un gran hitor para el bloque. Esta nueva conexión también cruza el mar Báltico, donde circulan Nord Stream 1 y 2. 

A pesar de las tensiones respecto al gas, el precio del barril de petróleo Brent retoma la tendencia a la baja que abandonó este martes y se sitúa nuevamente por debajo de los 85 dólares.

Normas
Entra en El País para participar