Divisas

La libra se desploma a mínimos históricos por el nuevo plan fiscal en Reino Unido

El Gobierno no descarta nuevos recortes de impuestos además de los anunciados el viernes

Liz Truss, Primera Ministra británica.
Liz Truss, Primera Ministra británica. REUTERS

El valor de la libra esterlina se desplomó este lunes respecto al dólar estadounidense a su nivel más bajo desde 1971 después de que el ministro británico de Economía, Kwasi Kwarteng, insinuara ayer que no descarta introducir más recortes fiscales además de los anunciados la pasada semana.

La divisa del Reino Unido perdía hoy en la apertura del mercado un 2,09% frente al dólar, hasta 1,0568 dólares, un 1,54% frente al euro, hasta 1,0971 euros, y un 1,82% respecto al yen, hasta 152,0895 yenes.

Sin embargo, a primera hora en la apertura del mercado asiático, la libra esterlina ya había caído frente al dólar casi un 5%, hasta 1,0327 dólares, antes de recuperar posteriormente algo de valor, suscitando temores entre los analistas de que la divisa británica podría incluso llegar a la paridad con la moneda norteamericana para finales de año. También han saltado rumores de una posible intervención de la divisa británica como ya sucedió la semana pasada en Japón.

"El Gobierno británico no hace comentarios sobre los movimientos del mercado", ha dicho hoy un portavoz de la primera ministra Liz Truss, después del desplome histórico de la libra frente al dólar. También los bonos británicos se han visto afectados por las preocupaciones sobre el plan fiscal del gobierno.

"La primera ministra no comenta los movimientos del mercado", ha dicho el portavoz, y agregó que no había planes para realizar ningún cambio a las medidas establecidas en el llamado "mini-presupuesto" del ministro de Finanzas, tal y como informa Reuters.

Mientras, estrategas y economistas consutados por Reuters creen que el Banco de Inglaterra debe hacer algo para calmar los mercados y restaurar la credibilidad. "La opción número uno es que (Kwarteng) recalibra su paquete, políticamente difícil pero económicamente necesario", dijo Mohamed El-Erian, asesor económico jefe de Allianz, a BBC Radio 4.

"La opción número dos es dejarlo en manos del Banco de Inglaterra y en ese caso, el Banco de Inglaterra tendría que subir de precio en una reunión de emergencia porque no se vuelve a reunir hasta noviembre". Pero dijo que la segunda opción no se veía bien.

"Los costes inmediatos para los consumidores podrían ser significativos. El aumento del 0,5% de los rendimientos de los bonos británicos a 5 años del viernes por sí solo elevaría el coste de una hipoteca media de 140.000 libras esterlinas en 700 libras al año. Del mismo modo, la caída del 3,5% de la libra esterlina del viernes añadiría 5 peniques al coste medio de 1,65 libras por litro de gasolina, además de aumentar el precio de otras importaciones. Las perspectivas de una mayor inflación en el Reino Unido implican que los mercados están valorando la posibilidad de que el Banco de Inglaterra suba los tipos de interés hasta el 5%, más del doble del nivel actual ", explica Ben Laidler, estratega de mercados globales de la plataforma de inversión en multiactivos eToro.

El pasado viernes la libra esterlina ya se desplomó tras el anuncio del Gobierno de Liz Truss de un masivo programa de recorte de impuestos valorado en 45.000 millones de libras (50.800 millones de euros), el mayor acometido por el Gobierno británico en 50 años.

Entonces, la libra caía a un mínimo no visto desde 1985 tras revelar Kwasi Kwarteng que rebajaría el tramo más elevado del impuesto sobre la renta, del 45% hasta el 40 , reducirá un punto el tramo más bajo, y subirá el impuesto de sociedades, entre otras medidas.

Si el ministro no quiso valorar entonces cuál sería la reacción de los mercados a su declaración fiscal, ayer indicó que los recortes "favorecen a los ciudadanos de toda la escala de ingresos" defendiéndose de los que le reprochan que su plan de recortes beneficia principalmente a los ricos e insinuó a la BBC que aún podría haber más medidas de este estilo.

Normas
Entra en El País para participar