Tecnología

iRobot lanza un Roomba Combo que aspira y friega sin estropear las alfombras

El robot detecta más de 80 objetos y sabe dónde debe limpiar en entornos desordenados, gracias a que incorpora una versión actualizada del sistema operativo de la compañía

El nuevo Roomba Combo j7+ evita hasta 80 objetos diferentes.
El nuevo Roomba Combo j7+ evita hasta 80 objetos diferentes.

iRobot, la empresa fabricante del popular aspirador Roomba, que el pasado agosto fue comprada por Amazon por 1.700 millones de dólares (1.769 millones de euros), sigue apostando por hacer robots limpiadores cada vez más inteligentes. Su última apuesta es un robot 2 en 1 que limpia y friega el suelo de forma simultánea y de manera totalmente autónoma. “Es el primero del mercado que lo hace. Y es el primero que ofrece esa doble función sin riesgo de mojar las alfombras y estropearlas”, explica Colin Angle, presidente y director general de iRobot.

El directivo aclara que otros robots 2 en 1 del mercado tienen un paño que el usuario debe colocar manualmente después de haber aspirado, cuando se quiere fregar, “lo que añade trabajo y tiempo a la limpieza”, y otros que lo hacen a la vez mojan y estropean las alfombras. Roomba Combo j7+, así se llama el nuevo autómata, detecta, por contra, cuándo el paño está colocado y el tanque de agua lleno para pasar automáticamente al modo de fregado.

El robot primero aspira las alfombras y moquetas de la casa y luego aspira y friega los suelos duros en una pasada; todo en un solo ciclo de trabajo. Además, el paño que lleva el robot es capaz de elevarse completamente, hasta situarse arriba del dispositivo, para evitar mojar las alfombras. Esto lo logra gracias a dos brazos metálicos que levantan la visera robótica donde va colocado el paño para que este suba a la parte superior de forma similar a como un descapotable eleva su techo.

Junto al nuevo autómata, iRobot ha lanzado una actualización de su sistema operativo, el iRobot OS 5.0, que hace que sus robots sean capaces de actuar y pensar por sí mismos. Gracias a este software, el Roomba Combo j7+ reconoce más de 80 objetos comunes, lo que permite al robot limpiar lugares más específicos con una orden, como es el caso de las cajas de arena para gatos, los inodoros o los lavavajillas. También permite que el robot detecte y evite obstáculos en el suelo, como ropa, zapatos, mochilas, cables, juguetes de mascotas, e incluso los “imprevistos sólidos” de las mismas. “De este modo, ya no es necesario ordenar la casa antes de que Roomba limpie, pues puede saber dónde debe limpiar y dónde no en entornos más desordenados”, añade Angle.

El robot también puede conectarse con un asistente de voz y decirle de viva voz que limpie habitaciones específicas o alrededor y debajo de objetos concretos de la casa. El robot entiende unos 600 comandos de voz, remarca el directivo. Los usuarios pueden en su aplicación iRobot Home elegir qué habitaciones deben ser aspiradas y fregadas o solo aspiradas, y ajustar la cantidad de producto de limpieza que quieren que dispense el friegasuelos. El robot, ya disponible, se vende en dos versiones: con base estándar, por 799 euros, y con el sistema de autovaciado, que vale 999 euros.

Angle aclara que iRobot seguirá vendiendo su robot friegasuelos Braava porque siguen creyendo que es mejor dos dispositivos especializados, uno para fregar y otro para aspirar, "pero hemos querido responder a la demanda de los usuarios y hemos incluido algunas características de Braava en el nuevo Roomba Combo".

La compañía, a la que en algunas ocasiones se le ha cuestionado por la cantidad de datos que recoge de los usuarios y por posibles problemas de privacidad, remarca el compromiso de iRobot con los datos del cliente, la privacidad y la seguridad. "Todos los datos se mantienen seguros de principio a fin, incorporando múltiples capas de protección en torno a los robots, la nube y la aplicación de la empresa", subrayó Angle, que recuerda que la empresa ha obtenido el sello de privacidad certificado TRUSTe, reconocido a nivel mundial. E insiste en que iRobot "no vende, ni venderá los datos de los clientes. Nos tomamos muy en serio este asunto".

Normas
Entra en El País para participar