Distribución

El Corte Inglés volvió a ser rentable en Portugal con un beneficio de 17 millones

En el último ejercicio recuperó el 95% de las ventas pre-Covid

El Corte Inglés pulsa en la foto

La filial portuguesa de El Corte Inglés volvió a la senda de los beneficios al cierre del ejercicio 2021, año de su 20 aniversario, superando el paréntesis provocado por la pandemia. El Corte Inglés-Grandes Armazéns, que aglutina el negocio de los dos centros comerciales que tiene en el país, además de las tiendas Supercor y un outlet, alcanzó una ganancia neta de 17,2 millones de euros, frente a la pérdida de 61 millones que se anotó en 2020, según los datos entregados al Registro Mercantil portugués y accesibles a través de la herramienta Insight View.

Portugal representó la primera aventura internacional del grupo de distribución, con la apertura del primer gran almacén fuerea de España en Lisboa, en el año 2001, al que cinco años después se sumó el ubicado en Oporto. En todos estos años, la filial ha contribuido de forma positiva a la rentabilidad del grupo, salvo en el mencionado año del Covid-19.

La recuperación de la rentabilidad fue de la mano del crecimiento de los ingresos, que pese a no alcanzar los niveles previos a la pandemia, sí se acercaron. Estos mejoraron un 28,2% anual hasta los 486 millones, cifra que represeta el 93,3% de las ventas que registró en 2019, y que suponen el récord hasta la fecha de la filial portuguesa.

Hay que tener en cuenta que, en estos dos últimos años, El Corte Inglés-Grandes Armazéns ha reducido su red en Portugal en un establecimiento, en concreto, un outlet que abrió en la localidad de Vila Do Conde, cerca de Oporto. Pese a ello, su plantilla creció hasta los 3.307 trabajadores, 135 más que en 2020 y la mayor cifra desde el ejercicio 2010. Desde entonces no superaba los 3.300 empleados.

El Corte Inglés también tiene 8 tiendas propias de su cadena textil Sfera en el país vecino, además de delegaciones de sus negocios de seguros y de viajes. Sin embargo, estos establecimientos no están gestionados desde esta filial portuguesa. Con todos ellos incluidos, la plantilla en el país llegaba a a 3.372.

En diciembre del año pasado, esta lanzó la aplicación móvil específica para las compras en el mercado portugués, que a 28 de febrero de este año, fecha de cierre del ejercicio, contaba con 44.538 usuarios registrados. Su tienda online recibió casi 51 millones de visitas durante el año anterior, un 9% más. Según los datos de la memoria no financiera del grupo, El Corte Inglés-Grandes Armazéns contaba cob 633.379 referencias en su oferta, de las que el 52% tenían su origen en proveedores del país. Las compras a estos alcanzaron los 254 millones de euros.

Allí, mantuvo en 36,6 millones los impuestos recaudados al cierre del año, excluida la retención del IRPF a los trabajadores.

Proyecta un nuevo gran almacén en Oporto

Crecimiento. El Corte Inglés tiene entre sus planes de crecimiento en Portugal el desarrollo de una nueva zona comercial en la antigua estación de tren de Boavista, en Oporto, según han reportado en los últimos meses medios del país, que valoran en 52,6 millones la inversión total. El proyecto pasaría por la construcción de un gran almacén y de un hotel, y conllevaría la demolición de la mencionada estación. Esta, y otros dos edificios, se levantan sobre una parcela de 20.686 metros cuadrados. En enero, el BOE portugués publicó la orden de desafectación pública de la parcela. Para ete proyecto, El Corte Inglés tiene constituida la filial ECI Boavista.

Normas
Entra en El País para participar