Telefónica pide una rebaja de 205 millones en la compra de los activos de la brasileña Oi

La teleco brasileña rechaza las valoraciones de Telefónica, América Móvil y TIM

Telefónica pide una rebaja de 205 millones en la compra de los activos de la brasileña Oi

Telefónica Brasil ha reclamado un ajuste de 1.075 millones de reales (unos 205 millones de euros) en el precio final de la parte de los activos de telefonía móvil adquiridos a su rival Oi. En la transacción, la teleco española adquirió una parte de estos activos, y el resto se repartieron entre América Móvil y TIM Brasil.

En un hecho relevante remitido este lunes a la Bolsa de Brasil, la operadora señala que el ajuste posterior al cierre de la operación presenta valores y cálculos realizados con el apoyo de una empresa especializada, en base a un nuevo análisis de la información recibida en el contrato.

En este sentido, Telefónica Brasil explica que, en el conjunto de los tres compradores, el ajuste alcanza un valor máximo de 3.186 millones de reales (unos 608 millones de euros). La compañía recuerda que parte del importe está garantizado por los fondos retenidos del precio de compra de estos activos, tal y como se establecía en el contrato.

Además, los compradores han reclamado a Oi una indemnización de 353 millones de reales, de los que 63,8 millones serían atribuibles a Telefónica.

Tras el anuncio de la reclamación, Oi ha sufrido un duro castigo en la Bolsa de Brasil, y sus acciones han llegado a caer cerca de un 10%.

En este sentido, Oi ha mostrado un profundo desacuerdo con el valor del ajuste post-cierre planteado por Telefónica, América Móvil y TIM. Según la operadora, la cantidad planteada por los compradores tiene errores técnicos y de procedimiento, con errores en la metodología, los criterios, los supuestos y los enfoques planteados por estas telecos y su asesor KPMG.

Oi ha indicado que adoptará las medidas apropiadas con respecto a la notificación de los compradores. La compañía, que también ha mostrado su desacuerdo con la petición de indemnización de los compradores, tiene un mes para notificar sus desacuerdos.

De todas formas, el ajuste de precios está sujeto a un procedimiento de evaluación por parte de la vendedora, y se contempla una negociación entre las partes para alcanzar un acuerdo. De no ser así, en el contrato de compraventa de los activos se contempla un posible procedimiento de arbitraje.

En abril pasado, Telefónica Brasil cerró la compra de los activos de telefonía móvil de su competidora Oi. Con la transacción, incorporó cerca de 12,5 millones de clientes, correspondientes al 30% de la base total de usuarios de los activos del negocio móvil de Oi.

La transacción tiene un impacto de calado para el conjunto del mercado de la telefonía móvil de Brasil, puesto que el número de operadores móviles de red baja de cuatro a tres, en línea con otros países como EE UU y Alemania. Oi está en situación de concurso de acreedores, la mayor de la historia de Brasil, desde 2016.

Telefónica Brasil precisó entonces que había adquirido estos activos por un valor aproximado de 5.373 millones de reales brasileños (aproximadamente 1.063 millones de euros al tipo de cambio de aquel momento). La teleco realizó un pago de 4.885 millones de reales (unos 966 millones de euros). El importe restante, equivalente al 10% del pago llevado a cabo en esta fecha, quedó retenido sujeto a determinados ajustes de precio y potenciales obligaciones de indemnización al amparo de los términos del acuerdo.

Normas
Entra en El País para participar