La mitad de la plantilla de Vodafone España se acoge al teletrabajo continuado

El 96% del total optó por el trabajo en remoto en el 60% de la jornada laboral

Sede de Vodafone.
Sede de Vodafone.

El 45,7% de la plantilla, 1.813 de los 3.966 empleados con que cuenta Vodafone España, se acogió a las cuatro semanas de teletrabajo o smart working, una iniciativa “pionera” en el sector que se puede disfrutar junto al periodo vacacional, acordada por la empresa y los sindicatos.

Esta iniciativa permite que el empleado solicite teletrabajar durante cuatro semanas de una vez, o en tramos de dos semanas, sin necesidad de acudir a la oficina durante el tiempo solicitado.

Lo cierto es que la compañía ha apostado con fuerza por el teletrabajo como vía para facilitar la conciliación entre la vida laboral y personal.

En este sentido, la operadora que dirige Colman Deegan ha alcanzado un nivel de teletrabajo masivo. En este escenario, el 96% de los empleados de Vodafone España se ha adherido al programa de smart working o teletrabajo que permite trabajar en remoto hasta tres días en semana o el 60% de la jornada laboral, para poder facilitar la flexibilidad y conciliación de los integrantes de la plantilla.

En algunas provincias como Albacete, Alicante, Burgos, Cádiz, Cantabria, Coruña, Guipúzcoa, Málaga, Murcia, Navarra, Salamanca, Tenerife y Valladolid se llegaron a adherir el 100% de los trabajadores con opción de hacerlo.

Entre los empleados que se han adherido a la iniciativa de smart working, se encuentran el 97,6% de las mujeres y el 95,3% de los hombres.

Dentro de esta política, Vodafone creó Office in a Box, un conjunto de herramientas necesarias para trabajar en remoto, compuesto por un terminal móvil 5G con tarifa ilimitada de voz y datos que permite tener conectividad desde cualquier lugar, un portátil con conectividad, una silla ergonómica, un teclado y ratón, un alzador para el portátil y unos auriculares de última generación. Además, según la compañía, todos los empleados reciben una subvención del 50% del coste de la conectividad de banda ancha fija con la propia Vodafone.

De esta forma, la teleco parece dar ejemplo sobre la implantación del teletrabajo, un modelo laboral para el que Vodafone comercializa servicios para otras compañías.

Operadoras

El teletrabajo es una fórmula que se ha extendido entre las operadoras, que están obligadas a dar ejemplo sobre el uso y funcionalidad de la tecnología que venden a otras empresas. En el caso de Telefónica España, un 81,5% de los empleados que podían solicitar el trabajo en remoto se acogieron a alguna de las fórmulas de teletrabajo, incluidas en el acuerdo para la prórroga del convenio colectivo de empresas vinculadas (CEV) hasta final de 2023.

La teleco, además, permitió durante el reciente periodo veraniego que todos los empleados que tenían asignados sus dos días de trabajo en remoto a la semana, la opción de cambiarlos de forma voluntaria.

Con respecto al colectivo de venta presencial, durante julio y agosto, Telefónica facilitó que estos empleados pudiesen disponer de un horario más flexible en la franja horaria de tarde, aprovechando las herramientas para el trabajo en movilidad.

Nuevo plan de igualdad en la operadora

Acuerdo. Vodafone España y los sindicatos firmaron el pasado verano el III Plan de Igualdad de la operadora, que incluyó compromisos como la reducción de la diferencia salarial entre hombres y mujeres en el 80% de los grades a un 4,5% del salario fijo.

Teletrabajo. Además, según UGT, se abrió la posibilidad del disfrute de los 20 días laborales de smartworking desde cualquier punto España en cualquier fecha del año y en dos bloques, 20 días seguidos, 10 y 10 o 15 y cinco.

Normas
Entra en El País para participar