Tecnología

Las recetas de Amazon para tratar de cambiar su rumbo en Bolsa

Las acciones del gigante de comercio electrónico recuperan un 30% desde el mínimo del Nasdaq y evolucionan mejor que otras tecnológicas. El freno de sus ingresos es la gran amenaza

Logo de Amazon
Logo de Amazon REUTERS

Amazon vuelve a mostrar voluntad de recuperación en Bolsa después de una fatídica primera mitad de año, incluso ante unas perspectivas poco halagüeñas en los negocios de comercio electrónico y de computación en la nube. El gigante de consumo es la acción que mejor evoluciona entre las grandes tecnológicas desde que el índice Nasdaq 100 tocó mínimos hace algo más de tres meses. El mercado recompensa en gran medida sus esfuerzos de control de gastos: Amazon ha ganado un 30% desde el 16 de junio, cuando el Nasdaq 100 tocó suelo, frente a la subida del 9% del índice tecnológico. En ese periodo, Microsoft avanza un 9% y Alphabet, un 5%. Solo Apple se acerca con un avance del 23%.

En los primeros meses del año, las acciones de Amazon se vieron afectadas por la ralentización del crecimiento de los ingresos, el aumento de los costes y la subida de los tipos de interés. A pesar del repunte desde mínimos, Amazon todavía pierde un 23% en lo que llevamos de ejercicio.

Los expertos señalan que la reciente mejora de su evolución bursátil es el resultado de un mayor control de los costes y la mejora de los ratios de rentabilidad de la compañía. Además, el grupo ha puesto en marcha un ambicioso programa de recompra de acciones con una inversión de 10.000 millones de dólares, anunciado en marzo.

Como parte del plan de ajuste, Amazon ha puesto en marcha una reducción de plantilla y de capacidad. El número total de trabajadores de Amazon se redujo en unas 100.000 personas en el segundo trimestre y la empresa está recortando la capacidad de sus almacenes. La ralentización del crecimiento ha obligado a su consejero delegado, Andy Jassy, a reducir tamaño tras la era de la pandemia. En el último trimestre, los gastos aumentaron menos de lo previsto por los analistas .

Con la previsión de que este año los ingresos de Amazon crezcan al ritmo más lento en al menos una década, algunos inversores ven pocas razones para comprar acciones. Sin embargo, sigue siendo uno de los valores con más adeptos en Wall Street, ya que los 60 analistas que cubren la empresa, excepto dos, recomiendan a los inversores que compren, según datos recopilados por Bloomberg. Apple, en comparación, tiene menos de tres cuartas partes de los analistas recomendando sus acciones.

Compras

A pesar del control de los gastos, hay áreas en las que Amazon todavía está dispuesta a crecer vía adquisiciones. En los últimos dos meses ha acordado la compra de la empresa de software 1Life Healthcare por 3.490 millones de dólares e iRobot, el fabricante del robot aspirador Roomba, por 1.650 millones.

Los analistas han aplaudido en general las operaciones, al considerarlas fórmulas con las que la empresa está buscando nuevas vías de crecimiento.

Con todo, tener acciones de Amazon sigue suponiendo cierto riesgo, aunque las acciones hayan caído este año. Los títulos de la compañía cotizan a 48 veces los beneficios previstos para los próximos 12 meses. El Nasdaq 100, en cambio, tiene un múltiplo medio de aproximadamente la mitad.

Las acciones de la empresa con sede en Seattle se encuentran entre las que han tenido mejor rendimiento en las últimas dos décadas, con una ganancia de más del 16.000%.

Emails a los clientes, la nueva herramienta de marketing para las marcas

► Correo. Amazon permitirá que las marcas y comerciantes que operan en su plataforma envíen correos electrónicos promocionales a los clientes que repiten compras. Hasta ahora, los vendedores solo podían enviar emails promocionales a través del sistema de Amazon a los clientes que habían decidido seguir sus marcas en la web. La apuesta se considera arriesgada ya que podría inundar las bandejas de entrada de los clientes con spam, según Bloomberg.

► Herramienta. Los comerciantes podrán enviar correos electrónicos de forma gratuita a los compradores recientes, a los clientes que repiten y a los que más gastan. La herramienta se ha estado probando este año y estará disponible para todos los vendedores estadounidenses a principios de 2023. Los clientes tendrán que darse de baja si no desean recibir los correos electrónicos.

► Política. La medida supone una ruptura con la histórica política de Amazon a no permitir que los vendedores independientes conecten directamente con los clientes por miedo a alejarlos. La herramienta ofrecerá a los vendedores la posibilidad de enviar a sus clientes fieles recordatorios, ofertas o el lanzamiento de nuevos productos.

Normas
Entra en El País para participar