Transporte

La huelga del control aéreo francés deja en tierra centenares de vuelos para mañana viernes

Ryanair, que cancela 420 operaciones, pide a la UE que blinde los sobrevuelos por Francia

Aviones de Ryanair en el aeropuerto londinense de Stansted.
Aviones de Ryanair en el aeropuerto londinense de Stansted.

Una huelga general en el control aéreo francés, convocada por Syndicat National des Contrôleurs du Trafic Aérien (SNCTA), vuelve a poner en jaque al transporte aéreo en Europa, con notable impacto previsto en España.La jornada de paro está prevista para mañana viernes y ha motivado ya centenares de cancelaciones de Air France, Ryanair, Vueling, Easyjet o Volotea, entre otras.

La reina del low cost, la irlandesa Ryanair, ha demanado este mediodía que la UE tome medidas para proteger los sobrevuelos en el espacio aéreo francés. Solo esta compañía ha tenido que dejar en tierra 420 vuelos previstos para mañana, lo que afectará a un total de 80.000 viajeros. Ryanair habla de una huelga “injustificada” en puertas del fin de semana.

El hecho es que los vuelos domésticos franceses sí están blindados por las leyes de servicios mínimos, lo que eleva el tono de indignación de las compañías aéreas. “La Unión Europea debe intervenir y proteger los sobrevuelos para que los pasajeros que viajan entre España, Italia, Irlanda, Alemania, etcétera, no se vean afectados sólo porque sobrevuelan Francia mientras los sindicatos franceses del Control de Tráfico Aéreo (ATC) están en huelga”, ha indicado Ryanair a través de un comunicado.

La low cost reclama la participación de los sindicatos en un arbitraje vinculante; la referida protección de los sobrevuelos, y permitir que controladores de otros países gestionen estas últimas operaciones en caso de conflicto laboral en Francia.

Como medida de prevención ante el esperado caos, la autoridad francesa de Aviación Civil ha demandado a las aerolíneas que reduzcan a la mitad sus programaciones en aeropuertos galos para este viernes.

Vueling cancelará más de 60 vuelos y Volotea prescindirá de 72 operaciones, la mayoría en rutas ajenas a España. En cuanto a Air France, la estimación es que renuncie a la mitad de sus vuelos de corta y media distancia y a un 10% de los de largo radio, según ha recopilado Hosteltur.

La reivindicación de los controladores está relacionada con alzas salariales, a la vista de la inflación, y con una mejora en las condiciones de trabajo que comenzaría por el refuerzo de los equipos.

Normas
Entra en El País para participar