Los procesadores de los futuros iPhone y Mac harán que vuelen, ¿por qué?
Pixabay

Los procesadores de los futuros iPhone y Mac harán que vuelen, ¿por qué?

La tecnología de fabricación de los componentes es el motivo para ello

La maquinaria de Apple no se detiene pese a que apenas hace unos días que presentó los nuevos iPhone 14 y, también, actualizó la gama de sus relojes inteligentes y auriculares inalámbricos. El caso es que se han conocido algunos de los planes que tiene la firma para sus futuros procesadores, que son claves en sus teléfonos y ordenadores.

Los datos que se han publicado tienen que ver con algunas de las mejoras técnicas que van a incluir, lo que se traducirá en avances en muchos de los apartados que son vitales en los dispositivos de uso habitual, como puede ser el rendimiento o la autonomía. Lo cierto es que, si lo indicado se confirma, las expectativas son buenas a la espera de que la propia Apple decida cómo implementar el hardware del que hablamos.

Unos procesadores que harán mejores a los iPhone y los Mac

El principal motivo para decir esto es que tanto el nuevo procesador M3 como el A17, utilizarán tecnología de fabricación de tres nanómetros (N3E). Este es un salto cualitativo importante, lo que se debe a que, entre otras cosas, se podrán incluir una mayor cantidad de transistores. Por lo tanto, hablamos de un aumento de potencia sin necesidad de que exista una mayor frecuencia de trabajo -lo que impacta positivamente en las necesidades energéticas, por poner un ejemplo-.

Imagen de un PCB cde color verde y negro
Pixabay

Incluso, el control de la temperatura es mucho mejor, lo que se traduce en una necesidad menor en lo que tiene que ver con los sistemas de refrigeración (lo que abre puertas a cambios de diseño que hasta el momento era impensable por la falta de espacio y el calor existente por este motivo). Por lo tanto, queda bastante claro que es posible que en la nueva generación de ordenadores y smartphones de Apple existen avances importantes que resarza a los usuarios un poco de lo ocurrido con los iPhone 14, por poner un ejemplo.

Lo que se puede esperar para 2023

Dando por bueno que Apple dará uso en algunos de sus equipos de la segunda generación de fabricación en tres nanómetros de TSMC, su suministrador en procesadores es de esperar que se mantenga la apuesta por incluir los nuevos SoC únicamente en los iPhone 15 Pro y que solo los MacBook más potentes tengan los chips M3 con N3E. Por lo tanto, no hablamos de un uso global, ya que esto tendría unas implicaciones en costes muy importantes.

Mientras tanto, se espera que en breve habrá nuevos tablets iPad Pro que utilizarán procesadores M2 (de 5 nm) y, además, los modelos más básicos incluirán los Apple A14 para conseguir que su precio sea competitivo en el mercado actual. Por lo tanto, parece bastante claro que existe una fractura importante entre las diferentes generaciones de dispositivos de Apple -ya sean iPhone o MacBook-, mucho mayor de la que había hace apenas un par de años.

Normas
Entra en El País para participar