Alimentación

Ybarra mejora ventas pero eleva sus pérdidas a 3,4 millones

En 2021 reestructuró parte de su deuda para reducir la factura financiera

Botellas de aceite de oliva La Masía, marca propiedad de Ybarra
Botellas de aceite de oliva La Masía, marca propiedad de Ybarra

El grupo de alimentación Ybarra alcanzó una facturación consolidada de 187,3 millones de euros en 2021, su mejor cifra desde el ejercicio 2018, aunque la compañía encadenó un nuevo ejercicio con pérdidas. Pese a la mejora de las ventas, del 2,6% anual, el resultado neto fue negativo por 3,4 millones de euros, casi cinco veces más que la pérdida registrada en 2020, como reflejan sus cuentas anuales consolidadas.

“En 2021 se ha producido un incremento de los precios en origen de las materias primas, costes logísticos, costes de energía y de otras materias auxiliares, entre otros”, explica en su informe de gestión, donde recuerda que, desde que su fábrica de Dos Hermanas (Sevilla) sufriera un incendio en 2016, no ha podido recuperar las cifras de rentabilidad previas al siniestro. El ebitda en 2021 fue positivo, por 2,7 millones, aunque menos de la mitad del cosechado en el ejercicio anterior.

“El consejo de administración del grupo, a través de su equipo directivo, sigue trabajando en la optimización de procesos y en la implementación de mecanismos de mejora continuos con una orientación clara a resultados, que se deberán ver reflejados en las cuentas anuales de los próximos ejercicios”, explica el informe de gestión.

Entre las últimas medidas que la compañía ha aprobado para estar más cerca de la rentabilidad está la reestructuración de su deuda financiera. Durante 2021, Ybarra canceló tres préstamos que sumaban un saldo vivo de casi 11 millones de euros. Además, ha prorrogado el vencimiento de otro crédito de 10 millones hasta septiembre de 2027, incorporando además un periodo de carencia.

Ybarra estima que esta reordenación supuso una reducción en los pagos de deuda de 2021 de 425.893 euros, y que esta se elevará hasta los 2,2 millones en 2022.

La compañía dice arrastrar las consecuencias del incendio de su fábrica, y la construcción de una nueva en la misma localidad de Dos Hermanas, operativa desde septiembre de 2018, por las “inversiones en la nueva fábrica y los extracostes asumidos por producir a través de terceros hasta su inauguración en septiembre de 2018, y posteriormente con extracostes de puesta a punto de las instalaciones y maquinaria”.

Por otra parte, el segmento del negocio que registró un mayor incremento de ventas fue el de mayonesas y salsas, con un 17%, hasta 49 millones. El de aceites, su principal generador de ingresos, retrocedió ligeramente, menos de un 1%, hasta los 190,3 millones.

Normas
Entra en El País para participar