Consumo

Unilever facturó 467 millones en España en 2021, un 7% menos que antes del Covid

Recuperó parte del consumo fuera del hogar perdido en la pandemia

Helados Magnum, propiedad de Unilever.
Helados Magnum, propiedad de Unilever.

Unilever, el gigante británico del gran consumo, cerró el ejercicio 2021 con avances de ventas y rentabilidad en su negocio español, pero con cifras todavía inferiores a las que registraba antes de la pandemia.

Los ingresos de Unilever España alcanzaron los 467 millones, un 4% más que en 2020, según los datos reflejados en las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Una cifra con la que recupera parte del terreno perdido por culpa de la pandemia, pero no todo. En 2020, su facturación cayó un 11,5% debido, en su mayor parte, a la fuerte caída del consumo fuera del hogar.

Durante 2021 este pudo recuperar parte de su negocio, pero de forma insuficiente, ya que los ingresos de la compañía continuaron un 7% por debajo de los de 2019.

El incremento respecto a 2020 se explica por "la recuperación del canal de fuera del hogar, principalmente en las categorías de helados, salsas y ayudas para cocinar, para igualar los datos de 2019", dice su informe de gestión.

Por contra, "la vuelta a un entorno de consumo más parecido a la situación anterior a la pandemia ha motivado que el canal de productos para consumir dentro del hogar haya decrecido de forma sustancial".

Dentro de ese segmento, la compañía reseña una caída de ventas en las categorías de cuidado personal y del hogar "en un entorno en el que el consumo dentro de los hogares se ha reducido". Aun así, destaca una positiva "evolución competitiva" en marcas como Axe, Rexona y Dove.

Las ventas de productos de alimentación crecieron casi un 11% hasta los 299,4 millones, representando el 64% de la facturación total. Los de cuidado para el hogar cayeron un 6% hasta 167,6 millones.

La compañía espera que en 2022 se recuperen del todo los canales de fuera del hogar para llegar a cifras de negocio cercanas a las anteriores a la pandemia". También apunta a que las ventas vinculadas al consumo doméstico sufrirán "una reducción moderada de consumo", sobre todo en categorías vinculadas a su consumo en el exterior, como los helados.

Todo ello en un escenario de incrementos de costes que, ya en la segunda mitad del año pasado, llevó a Unilever a tomar medidas sobre sus precios. "Durante la segunda mitad del año, el incremento acelerado de los costes de los productos como consecuencia de las condiciones pospandemia ha hecho que Unilever haya actualizado sus precios de venta y puesto aún mayor foco en la revisión de procesos para generar eficiencias", dice.

Para 2022, anticipaba "un importante incremento de costes de materias primas como ha venido ocurriendo desde el ejercicio anterior, por lo que se continúan implementando iniciativas de mejora de eficiencias y sinergias para optimizar los principales conceptos de gastos", además de "incrementos de tarifas y racionalización de los gastos promocionales en los productos que Unilever pone en el mercado".

El beneficio fue de 11,8 millones

Unilever España cerró el ejercicio 2021 con un beneficio neto de 11,8 millones, lo que supone una mejora del 40% respecto a la ganancia de 2020, que se vio mermada por los impactos del Covid-19. Ese incremento se apoya sobre los mayores ingresos que generó el negocio durante el pasado año, aunque como en el caso de estos, el beneficio registrado está por debajo del alcanzado en los años previos a la pandemia. En concreto, es un 11,2% inferior al de 2019.

Normas
Entra en El País para participar