ENISA: qué es y cómo puede solicitarse

Se trata de una empresa pública que promueve la innovación y competitividad de la economía española

ENISA

Buscar financiación es una de las tareas de las empresas cuando acaban de nacer o buscan progresar. Una de las opciones que existen son los préstamos ENISA.

ENISA es, tal y como detallan desde Ayudas y Subvenciones, una empresa pública que se creó para promover la innovación y la competitividad de la economía española. Esta entidad ofrece préstamos a empresas y organizaciones sin ánimo de lucro para que ayuden a las empresas a crecer y a desarrollarse.

Para poder solicitar un préstamo ENISA es necesario tener como mínimo 18 años y no tener ni obligaciones crediticias pendientes ni antecedentes penales. Es importante que la empresa esté registrada en España y que el modelo de negocio que tenga sea novedoso e innovador y ofrezca ventajas competitivas frente a la competencia.

Los préstamos ENISA están, además, disponibles solo para las pequeñas y medianas empresas con una plantilla inferior a los 250 trabajadores y que tengan un volumen de negocio inferior a los 50 millones de euros.

Líneas de préstamos

Cabe recordar que estos préstamos tienen periodos de carencia y tipos de interés fijos y variables, en función del Euríbor y la rentabilidad de la empresa. Tampoco requerirán de avales ni de garantías personales, aunque el proyecto deberá ser innovador.

Esta financiación oscila entre los 25.000 euros y los 1,5 millones de euros, aunque dependerá de las características del proyecto y de la línea de financiación a la que se opte.

A su vez, ENISA está condicionada a que la empresa realice o haya realizado recientemente una aportación de capital igual o superior a la cuantía solicitada.

Cinco líneas de financiación

Entre los préstamos que se conceden destacan sus cinco líneas de financiación principales. Por un lado, la línea de préstamos a Emprendedores, dotada con un importe mínimo de 25.000 euros y que ayuda a los emprendedores a hacer crecer su negocio. El plazo de vencimiento es hasta un máximo de 7 años y el de carencia, de 5. En este caso,la empresa tendrá que haberse constituido como máximo durante los 24 meses anteriores a la solicitud y puede pertenecer a cualquier sector de actividad salvo el inmobiliario y el financiero.

Además, existe una línea de financiación para Jóvenes Emprendedores, enfocada especialmente para personas menores de 40 años. En este caso, el importe máximo disponible es de 75.000 euros. El plazo de vencimiento es hasta un máximo de 7 años y el de carencia, de 5. Aquí también será como requisito que la empresa se haya constituido como máximo durante los 2 años anteriores a la solicitud.

La línea Crecimiento, por su parte, se dirige a aquellas empresas que buscan su madurez en el mercado. Está dotada con un mínimo de 25.000 euros y la de emprendedores digitales, que destaca por tratarse de préstamos participativos de entre 25.000 y 1,5 millones de euros. El plazo de vencimiento es de hasta un máximo de 9 años y el de carencia, de 7.

Existe también una línea de financiación para Emprendedoras Digitales, con el objetivo de favorecer proyectos empresariales tecnológicos e innovadores liberadores por mujeres. Se trata de préstamos participativos entre 25.000 euros y 1,5 millones de euros. El plazo de vencimiento es de hasta un máximo de 9 años y el de carencia, de 7.

Por último, para ayudar a impulsar la transformación digital de las empresas del sector agroalimentario y rural se ha puesto en marcha la línea de financiación ENISA AgroImmpulso. En este caso, el importe mínimo es de 25.000 euros y el máximo, de 1,5 millones de euros y con un vencimiento máximo de 9 años y una carencia de 7.

Normas
Entra en El País para participar