La española Sateliot emite convertibles por 10 millones para financiar sus satélites

Es el paso previo a la ronda B con la que aspira a captar 100 millones

Cuenta con el apoyo de ‘family offices’ y ‘business angeles’

Recreación de la futura red de satélites de Sateliot.
Recreación de la futura red de satélites de Sateliot.

La compañía española Sateliot sigue dando pasos en su proceso de crecimiento. La empresa ha abierto una nota convertible por un importe de 10 millones de euros para financiar el despliegue de su constelación comercial de satélites de baja órbita que dará cobertura bajo el estándar 5G a los equipos de internet de las cosas (IoT) en cualquier sitio del mundo y directamente desde el espacio.

La empresa prevé lanzar el primer satélite de esta constelación desde EEUU en el primer trimestre de 2023, entrando así de lleno en su fase comercial.

Esta operación supone un primer paso antes de arrancar la ronda B de financiación con la que Sateliot quiere levantar 100 millones de euros.

La nueva transacción está destinada a inversores de early stage como venture capital, family offices o business angels y el ticket mínimo se sitúa en medio millón de euros. Según Sateliot, se trata así de una de las mayores inversiones en el ámbito del 5G por satélite de la Unión Europea

La nota convertible es un tipo de crédito participativo muy común en EE UU, en las primeras rondas de financiación de startups. Según la compañía funciona como un préstamo a corto plazo que consta en el balance de la empresa y cuyo capital se convierte en acciones en las siguientes fases de financiación.

Esta operación llega meses después de que Sateliot cerrara con éxito su serie A con una financiación de 10 millones de euros. En ella participaron de forma mayoritaria fondos e inversores europeos, y empresas del Ibex-35 como Indra y Cellnex que se incorporaron como socios industriales, con una participación del 10,5% y el 3,5%, respectivamente. Ambos grupos están respaldando a Sateliot en áreas como el mercado de operadores o los servicios tecnológicos. También Sepides, integrada en el grupo SEPI, entró en el accionariado de Sateliot tomando un 4,69% del capital, por 1,5 millones de euros. Otros inversores participantes fueron Seraphim Capital y GateHouse, un desarrollador danés de software para satélites.

En términos industriales, el objetivo de Sateliot es el despliegue de una constelación de 250 nanosatélites bajo el estándar 5G para poner en marcha el servicio comercial en 2023 y dar cobertura planetaria para IoT.

Con ella, la empresa espera alcanzar una facturación de 1.000 millones de euros y un Ebitda de 370 millones en 2026. Para ello, la compañía ya ultima acuerdos con operadores de telecomunicaciones globales que cuentan con una cartera superior a los 1.200 millones de clientes.

Precisamente, Sateliot cerró un acuerdo con Telefónica hace pocas semanas para desarrollar un servicio de conectividad 5G NB-IoT dual que integra la red satelital con las actuales redes terrestres para ofrecer conectividad IoT. La compañía confía en los acuerdos con las telecos en los distintos países para llegar al cliente final e impulsar su negocio.

Financiación

El fundador y consejero delegado de Sateliot, Jaume Sanpera, señala que con el inicio de la preserie B “seguimos cumpliendo nuestro plan de financiación que nos coloca a las puertas de un año, 2023, que será fundamental para el crecimiento de nuestra empresa”.

Según explica el directivo, con la emisión de convertibles, Sateliot gana tranquilidad de cara a la citada serie B. “Podremos hacerla sin prisas”, afirma Sanpera, quien añade que la compañía ya está en conversaciones con grandes inversores para afrontar la nueva transacción.

Con ese objetivo, los directivos de Sateliot llevarán a cabo un roadshow más amplio en los próximos meses para atraer nuevos inversores, interesados en estos negocios vinculados a la tecnología y las telecomunicaciones.

Relevancia en el sector de los satélites

Posición. El consejero delegado de Sateliot, Jaume Sanpera, destaca que la compañía ha estado trabajando para posicionarse en un lugar único dentro de la industria de los satélites. El directivo, que señala que la compañía está cumpliendo todos los pasos en su proceso de crecimiento, ya está presente en los principales foros de este negocio en Europa y EE UU.

Sedes. Sateliot opera en la actualidad desde sus oficinas de Barcelona y de San Diego en California (EE UU). La compañía española entró en el mercado estadounidense a finales del pasado año de la mano de EvoNexus, una aceleradora esponsorizada por el fabricante de microchips Qualcomm y de la operadora Verizon. En este sentido, Sateliot ha recibido el respaldo de estas empresas en el desarrollo de sus tecnologías del internet de las cosas.

Normas
Entra en El País para participar