_
_
_
_
Crisis inflacionista

Díaz y Garzón contactan con la distribución para intentar poner tope al precio de 20 o 30 productos básicos

La vicepresidenta insiste en que la vía será un acuerdo con el sector y los consumidores y no una ley y que afectaría a artículos como el pan, la leche, los huevos o la fruta

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.EFE
CINCO DÍAS

La vicepresidenta primera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha adelantado hoy que tiene previsto reunirse, junto con el ministro de Consumo, Alberto Garzón, con las asociaciones de consumidores y la gran distribución, con el objetivo de que alcancen un acuerdo entre ellos para fijar una cesta de la compra "básica, absolutamente legal y que no vulnere el derecho de la competencia".

Se trataría, según la vicepresidenta segunda, de fijar una serie de productos --entre 20 o 30-- que se garanticen a la ciudadanía. "No se trata de una ley, es un acuerdo y no vulnera el derecho de la competencia", ha explicado Díaz en declaraciones a los medios a su llegada al acto de bienvenida que ofrece el Fiscal General del Estado, Álvaro García Ortiz, con motivo de su toma de posesión. Díaz había adelantado esta propuesta en una entrevista con eldiario.es recogida por Europa Press, donde la titular de Trabajo apostó por llegar a un acuerdo con la gran distribución y los consumidores para topar los precios de una cesta de productos básicos como el pan, la leche, los huevos o la fruta.

"Lo que proponemos es que alcancen un acuerdo entre ellos y fijemos una cesta de la compra básica, absolutamente legal y sin vulnerar el derecho de la competencia, y fijemos una serie de productos, entre 20 o 30, que le garanticemos a la ciudadanía", ha explicado la vicepresidenta.

Según ha explicado Díaz, la alimentación está siendo un enorme problema para el país hoy y no solo para la ciudadanía, sino también para los pequeños y medianos productores en nuestro país. Además, ha alertado de que los ciudadanos no solo están perdiendo poder adquisitivo, sino que también están sufriendo dificultades para mantener una alimentación sana.

Díaz ha recordado que ya se ha planteado un precio máximo a la bombona de butano porque se entendió que era un momento absolutamente excepcional. "Estamos en guerra, estamos por desgracia en una crisis y tenemos una inflación del 10,4%", ha argumentado la ministra de Trabajo.

Planas descarta un impuesto a la distribución

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en una entrevista a Europa Press, descartó imponer un impuesto al sector de la distribución, pero le pidió responsabilidad para que el alza de los precios sea "lo más limitada posible", al tiempo que consideró que fijar un precio mínimo en bienes y productos de alimentación esenciales no es posible legalmente, ni tampoco "deseable".

Sobre la posibilidad de un gravamen a la distribución, tal y como ha reclamado su socio de gobierno Unidas Podemos, Planas afirmó que los impuestos aplicados al sector financiero y energético "están llenos de lógica", si bien no es el caso de la distribución.

"No creo que sea el caso, en estos momentos, de la distribución, al menos hasta ahora, quiero decir que todos los elementos de la cadena, incluida la distribución, se han comportado de forma correcta. Espero lo haga en un inmediato futuro también", señaló el ministro de Agricultura.

También la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, señaló este lunes que las medidas que ha ido adoptando el Ejecutivo hasta ahora ante el incremento de los precios van "en otra dirección" en relación con la propuesta de la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que aboga por poner un tope al precio de los alimentos básicos.

En una entrevista en Cuatro, Rodríguez destacó que Díaz está "profundizando" en este planteamiento y "vamos a ver qué está planteando", pero "hoy la fortaleza del Gobierno hacia la ciudadanía está en reforzar el poder adquisitivo de aquellas personas que lo precias y al mismo tiempo ayudar también a los sectores productivos".

En este sentido, destacó que el Ejecutivo ha puesto "su acento" y "su esfuerzo" en "ayudar y amortiguar" el coste del incremento de los precios. "La inflación es un tema muy complicado y hay que gestionarlo de la mejor manera posible para que no se convierta en una espiral y creo que estamos acertando en todas las medidas que estamos poniendo sobre la mesa", apuntó.

Al respecto, aclaró que el Gobierno es "sensible" y "consciente" de las "dificultades" que atraviesan las familias. Por ello, subrayó que el Ejecutivo está "atacando el origen" de este problema, "que es el coste de la energía". "Todos estos productos se han encarecido como consecuencia de la guerra", añadió.

Por este motivo, una de las derivadas en las que trabaja el Ejecutivo de Pedro Sánchez, como indicó la ministra, es en intentar "acotar el precio de la energía" y al mismo está "reforzando" una vía que ya comenzó con la pandemia de la Covid-19, que es ayudar a las familias a amortiguar esta situación "también con ayudas públicas".

A su vez, puso en valor que aunque se han incrementado los precios tanto de la compra como el material escolar, los españoles también se han beneficiado de varias medidas del Gobierno "vía bono de transporte, vía beca, vía 200 euros para las familias más desfavorecidas o con el 15% del incremento de las pensiones no contributivas".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_