Deporte

La UEFA multa al PSG y otros siete equipos por incumplir su 'fair play' y excluye al Barcelona

El club francés deberá pagar 65 millones, aunque podrá reducirlos si cumple con las normas financieras en los próximos años

Neymar y Mbappé, futbolistas del PSG francés.
Neymar y Mbappé, futbolistas del PSG francés. AFP

La UEFA ha anunciado sanciones para ocho equipos europeos por incumplir las normas de su 'fair play' financiero. Entre ellos no está el Barcelona y sí el PSG francés, junto a la Roma, el Inter de Milán, la Juventus, el Milan, el Besiktas, el Olympique de Marsella y el Mónaco. En total, cuatro equipos italianos, tres franceses y uno turco, que deberán responder con un total de 172 millones de euros, que serán descontados de los premios que reciban de su participación en los torneos que organiza la UEFA, aunque solo un 15% serán detraídos de forma inmediata.

La sanción se debe a que estos clubes han incumplido con la norma de no poder registrar más de 30 millones de euros de pérdidas en el periodo 2018-2022. La UEFA recuerda que los años contables 2020 y 2021 fueron considerados excepcionales por el impacto que la pandemia tuvo en el sector, y por ello los resultados en esos ejercicios se contabilizaron como uno solo, de manera que los clubes podían imputarse como pérdida la media de los números rojos cosechados en ambos años, minorando la cifra final. Pese a ello, estos equipos han incurrido en pérdidas que exceden lo reflejado en la norma. La UEFA ha llegado a acuerdos con cada uno de ellos para fijar las cuantías de las multas, que exclusivamente son económicas y, por tanto, no les impedirá seguir participando en las competiciones europeas.

La mayor multa recae sobre el PSG, por un total de 65 millones, de los que 10 son fijos. Los otros 55 podrán reducirse o incluso suspenderse "dependiendo del cumplimiento de los objetivos establecidos en el acuerdo", explica el organismo rector del fútbol europeo. Este explica que el acuerdo es común para todos: cubre un periodo de tres o cuatro años, y acompañará a estos equipos en la transición a las nuevas normas financieras y que se implementarán de forma gradual a partir de 2023, entre ellas un tope para que los salarios de los futbolistas no superen el 70% de los ingresos, o no poder superar los cinco millones de pérdidas cada tres años. Sin embargo, esa cantidad puede llegar a los 60 millones si la diferencia es cubierta por los propietarios de los equipos.

Todos los sancionados, salvo Inter de Milán y Roma, deberán cumplir con estos principios en la temporada 2025-2026. "El objetivo de los clubes será cumplir plenamente con los requisitos de estabilidad", dice la UEFA. Los otros dos han decidido ampliar un año ese margen y empezar a cumplir con la norma en la 2026-2027.

Sin embargo, estos se arriesgan a sanciones deportiva si no cumplen con el acuerdo. Por ejemplo, reducir de 25 a 23 los jugadores registrados para las competiciones de la UEFA; no poder registrar nuevos futbolistas en dicha lista; o llegar a ser excluidos durante tres temporadas.

El Barcelona se libra

Por su parte, el FC Barcelona se libra de las sanciones, y está en la lista de 19 equipos que la UEFA ha investigado, pero que, bajo su criterio, han terminado cumpliendo con la norma del equilibrio financiero. Entre ellos había dos equipos españoles más, el Betis y el Sevilla.

Normas
Entra en El País para participar