La Justicia desbloquea la paralización del ‘megaproyecto’ de interconexión de Iberdrola en EE UU

La nueva línea de transmisión Necec tiene previsto proporcionar 1.200 megavatios (MW) de energía hidroeléctrica renovable

Sede de Iberdrola, en Madrid.
Sede de Iberdrola, en Madrid.

El Tribunal Judicial Supremo de Maine (Estados Unidos) ha dictaminado por unanimidad que la ley aprobada por los votantes de este Estado para bloquear un proyecto de Iberdrola que abastecerá a más de 1,2 millones de hogares en Nueva Inglaterra es inconstitucional si la compañía logra demostrar que ya se habían avanzado las obras.

En enero de 2021, la compañía española consiguió reunir todos los permisos para comenzar las obras de construcción del proyecto, que fueron iniciadas ese mismo mes con las actividades de desbroce, y la instalación de caminos de acceso temporales para preparar la instalación de los apoyos que llevarán la línea de transmisión. Entre enero y noviembre de 2021 Iberdrola, a través de su filial Avangrid, continuó avanzando en la construcción de la línea.

Sin embargo, la oposición al proyecto, dirigida por NextEra y una coalición de compañías de combustibles fósiles, consiguió que en las elecciones del 2 de noviembre de 2021 se votara en referéndum entre los habitantes de Maine el apoyo o rechazo al proyecto.

Aunque el proyecto fue rechazado en las urnas, Iberdrola argumentó ante los tribunales que la consulta era inconstitucional por cambiar retroactivamente la normativa y violar los derechos adquiridos, así como por violar el principio de separación de poderes consagrado en la Constitución de Maine, pues se pretende revertir las decisiones del poder ejecutivo mediante una acción legislativa, y por pretender cancelar un contrato de arrendamiento de 25 años entre la nueva línea de transmisión entre Quebec y Maine (Necec) y el Estado de Maine en vigor, protegido por la ley.

Este martes, el Tribunal Judicial Supremo de Maine dictaminó por unanimidad que la ley aprobada por los votantes para bloquear el proyecto es inconstitucional si la compañía logra demostrar que ya se habían avanzado las obras y, por lo tanto, había establecido suficientes derechos adquiridos antes de que se celebrara el referéndum estatal.

La nueva línea de transmisión Necec tiene previsto proporcionar 1.200 megavatios (MW) de energía hidroeléctrica renovable a la red eléctrica de Nueva Inglaterra en Lewiston (Maine), suficiente para satisfacer la demanda de 1,2 millones de hogares.

Una vez construida, la línea de transmisión será la mayor fuente de energía renovable de Nueva Inglaterra, ahorrando a los clientes 190 millones de dólares al año. Los Estados de Nueva Inglaterra tienen mandatos legislativos para reducir a la mitad sus emisiones de gas de efecto invernadero de aquí a 2030.

Normas
Entra en El País para participar