Alimentación

El acaparamiento de hielo disparó sus ventas un 33% a finales de julio

Los precios en los productos de gran consumo repuntaron casi un 10%

El acaparamiento de hielo disparó sus ventas un 33% a finales de julio

Las alarmas que se encendieron durante buena parte del verano, acerca de una potencial carestía de hielo en el mercado en plena ola de calor en toda España, disparó su acaparamiento durante los últimos días de julio.

Así lo constata el último informe de la consultora Nielsen IQ sobre las tendencias de gasto en productos de gran consumo en julio. Este detalla que este "fenómeno acaparador" disparó un 33% el gasto en esta categoría, con un aumento de la demanda del 27% respecto al mismo mes del año anterior. Cifras que están muy por encima de otros productos típicamente veraniego, como los helados, que aún así registraron un fuerte crecimiento del 13,7% en las ventas en volumen.

Entre finales de julio y principios de agosto, proveedores y fabricantes de hielo advirtieron del desabastecimiento causado por los mayores costes de fabricación y el encarecimiento de la electricidad, que provocó una reducción en los volúmenes producidos en los meses anteriores. Algunos supermercados llegaron a racionar la venta de bolsas de hielo. Mercadona la limitó temporalmente a un máximo de cinco bolsas o un saco por cliente, mientras que Consum lo restringió a dos bolsas por cliente y día.

Más ventas por las subidas de precios

Por otra parte, el estudio de Nielsen IQ cifra en 5.889 millones de euros el gasto en la cesta de la compra en julio, un 11,8% más que en el mismo mes de 2021. La mayor parte de ese incremento se debe a la subida de precios, ya que en volumen la subida apenas fue del 1,8%.

Nielsen IQ estima en un 9,8% el alza media de los precios en productos de gran consumo, aunque en alimentación el porcentaje es mayor. En este caso, el encarecimiento fue del 12,6%, con una caída de la demanda del 0,1%, lo que dejó el crecimiento del gasto en un 12,5%. Menor fue el impacto de los precios en las bebidas, con un crecimiento de los volúmenes vendidos del 6,4%, gracias al tirón de los refrescos, aguas y bebidas alcohólicas, dejando la subida de los precios en una media del 5,5%.

En productos de droguería y perfumería, la facturación ascendió un 9,1% gracias a un encarecimiento medio del 12,1%, que compensó de sobra una caída del volumen del 2,6%.

Normas
Entra en El País para participar