Muere Mijaíl Gorbachov, el último líder de la Unión Soviética

Mijaíl Gorbachov, en la última celebración del Día de la Victoria, en Moscú.
Mijaíl Gorbachov, en la última celebración del Día de la Victoria, en Moscú.

Mijaíl Gorbachov, el último presidente de la Unión Soviética y padre de la perestroika, ha muerto este martes a los 91 años tras "una enfermedad grave y prolongada", según ha confirmado el Hospital Clínico Central, citado por la agencia Interfax.

Gorbachov, que asumió el poder frente a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1995, tuvo un papel muy relevante en el transcurso de la Guerra Fría entre el bloque soviético y Estados Unidos. De hecho, gracias a su apaciguamiento, el conflicto terminó sin derramamiento de sangre y por su papel de mediador fue premiado con el Nobel de la Paz en 1990. Sin embargo, no pudo evitar el colapso de la Unión Soviética, tras la perestroika de la economía de la URSS, que consolidó la apertura del bloque comunista a Occidente.

El gran reformador de la Rusia comunista fue secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética desde 1985 hasta 1991. Tras la disolución de la Unión Soviética, Gorbachov se mantuvo activo en la política rusa y en la era postsoviética expresó críticas a las reformas llevadas a cabo por el presidente de Rusia Borís Yeltsin, como el referéndum del 25 de abril de 1993, que buscaba ampliar sus poderes como presidente. Entonces, Gorbachov no votó y en cambio convocó nuevas elecciones presidenciales.

En los últimos años, Gorbachov alzó la voz para señalar los problemnas democráticos en la Rusia actual liderada por Vladímir Putin.

Normas
Entra en El País para participar