Laboral

Calviño evita apoyar las protestas sindicales por los salarios como Díaz y apela a que siga el clima de pactos

La ministra de Asuntos Económicos sugiere que la subida de sueldo de los empleados públicos será moderada para no contribuir a la espiral inflacionista

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, se ha desmarcado este martes de la defensa que ha hecho la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de que los sindicatos salgan a la calle para protestar contra la negativa de la patronal CEOE a subir los salarios.

Preguntada por si secundaba el respaldo de Díaz a los sindicatos, Calviño respondió en declaraciones a TVE recogidas por Servimedia que no, al tiempo que destacó que "los agentes sociales se han comportado con enorme responsabilidad" en los últimos años y han trabajado "mano a mano" con el Gobierno para responder a la pandemia y tomar decisiones como la reforma laboral o los ERTE. Ahora, espera que ese clima siga "y todos estén a la altura de las circunstancias".

Sin embargo, aseguró que el Gobierno sí comprende la "desazón" de los ciudadanos por la situación económica, pero confía en que sigan dando resultado las medidas que se han adoptado en los últimos meses y que también salga adelante el pacto de rentas que respalda el Gobierno entre sindicatos y patronal.

"La prioridad de todos tiene que ser contener la inflación", remarcó, "y es evidente que la moderación tanto de los salarios como de los márgenes empresariales es clave para evitar entrar en una espiral inflacionista que haga que esta inflación persista en el tiempo".

En ese punto, la titular de Economía fue preguntada por cómo actuará el Gobierno con los salarios de donde es patrón, como empleador de los trabajadores del sector público. En ese punto ha indicado que se está negociando subirlo entre Hacienda y los sindicatos, pero que dicha subida debe evitar una espiral inflacionista, con lo que sugería que el incremento podría ni siquiera equiparase a los altos niveles que se esperan incluso para la inflación media anual

"Vamos a tratar de encontrar un alza que nos permita proteger los salarios pero evitando una espiral inflacionista. El objetivo de todos debe ser contener la inflación. La moderación tanto de los salarios como de los márgenes empresariales es clave para evitar entrar en una espiral inflacionista y desde el Gobierno todas las medidas que estamos tomando van en esta dirección", ha argumentado.

Calviño sí respaldó la subida del salario mínimo al 60% del salario medio, tal y como se comprometió el Gobierno, aunque no precisó cuanto supondrá esa cuantía y eludió precisar si tal y como marcan los últimos datos de ganancia media por trabajador de la Encuesta de Estructura Salarial de 2020, debería elevarse a 1.078 euros mensuales. En su lugar, apeló a la reunión del comité de expertos que se reunirá este viernes y a la posterior negociación con los agentes sociales para fijar dicha cuantía.

Normas
Entra en El País para participar