Iberdrola cubre ya su necesidad de financiación para todo el año con 8.500 millones

Acumula un colchón de liquidez de más de 25.000 millones de euros

El presidente ejecutivo de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en el Foro de Davos.
El presidente ejecutivo de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en el Foro de Davos.

Iberdrola ha conseguido 8.500 millones de euros en financiación en lo que va de año y ha alcanzado un colchón de liquidez de 25.000 millones de euros, que le permitirían resistir 27 meses sin acudir al mercado, según ha informado la compañía en un comunicado.

La eléctrica afirma que "cuenta con el favor" de inversores y bancos y que ha cerrado operaciones de financiación a tipos de interés "favorables". En concreto, el tipo de interés medio que paga la compañía por su deuda se situaba a cierre de junio en el 2,86%, sin tener en cuenta Brasil -donde los ingresos están ligados a la inflación-. Este tipo medio se sitúa por debajo del 2,9% que registraba la compañía a cierre de junio de 2021.

Iberdrola señala que, de esta forma, está "preparada" ante el actual escenario de subidas de tipos en los principales mercados de todo el mundo. El 75% de su deuda, con una vida media de seis años, está a tipos fijos con un "cómodo" perfil de vencimientos. Su pasivo, en términos netos, se sitúa en unos 42.000 millones, de los que unos 21.000 millones vencen más allá de 2027, mientras que el incremento del beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha sido del 18% en el primer semestre de este año, con una evolución positiva en todas las geografías, salvo en España.

La eléctrica también ha resaltado su "saneado" balance, con una ratio de deuda neta ajustada entre Ebitda de 3,2 veces, las "sólidas" calificaciones de las principales agencias de rating y su diversificación geográfica, elementos que la posiciona como "uno de los emisores más atractivos para los inversores en deuda".

Para el conjunto del año, mantiene su expectativa de alcanzar un beneficio neto de entre 4.000 y 4.200 millones de euros, tal y como se reiteró en la presentación de resultados del primer semestre celebrada el pasado 27 de julio.

Una de las últimas operaciones de financiación de Iberdrola se realizó en julio, cuando firmó una línea de crédito con 24 bancos de distintas nacionalidades ligada a indicadores de sostenibilidad por valor de 2.500 millones de euros. La compañía afirma que el coste de esta operación se situó en mínimos históricos, con precios similares a los de sus últimas operaciones de este tipo, en marzo de 2019 y abril de 2021.

La actividad de financiación de Iberdrola se ha realizado principalmente desde abril, con transacciones por importe de 5.000 millones desde ese mes. A la línea de crédito mencionada, se suman préstamos bancarios de 720 millones, bonos sénior por importe de 1.031 millones de euros (obtenidos en operaciones denominadas en dólares y en reales brasileños) y 791 millones adicionales con organismos multilaterales y el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Por último, la eléctrica ha resaltado que, de los 8.500 millones captados en 2022, más de 6.500 millones de euros cumplen además con los criterios de financiación responsable en materia de medio ambiente, sociales y de buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés).

Normas
Entra en El País para participar