_
_
_
_
_
Crónica de Bolsa

El Ibex se paraliza bajo los 8.200 en espera del mensaje de Powell

La caída del 1,95% de Inditex desmarca al selectivo español de las ligeras subidas en Europa

CINCO DÍAS

Un año más, todas las miradas de los inversores se dirigen a un pequeño enclave en lo más profundo de EE UU. Mañana, el presidente de la Fed, Jerome Powell, hablará desde la convención de Jackson Hole, que arranca hoy. Una cita que será clave para que los inversores vislumbren los próximos pasos de los bancos centrales para tratar de luchar contra una inflación desbocada.

La expectación es máxima y tiene prácticamente paralizadas a las Bolsas. El Ibex ha cerrado la jornada con un leve descenso del 0,15%, hasta los 8.187,5 puntos. Los índices estadounidenses han comenzado la jornada en verde, lo que no lleva las ganancias a todas las Bolsas europeas. Solo el Dax despunta con un alza que ha llegado a alcanzar el 0,5%. La economía de EE UU, pese a mantenerse en recesión, cayó menos de lo esperado en el segundo trimestre, el 0,6%, en vez del 0,9% antes proyectado, aunque toda la atención está puesta en Jackson Hole.

Los mensajes que hoy ya llegan desde el simposio de bancos centrales apuntan a la firme decisión de la Fed de subir tipos. La presidenta de la fed de Kansas City, Esther George, ha apuntado que es posible que los tipos deban subir en EE UU al 4% por un tiempo. “Tenemos que subir las tasas de interés para desacelerar la demanda y llevar la inflación de regreso a nuestro objetivo”, afirmó.

Sobre el índice español están haciendo de lastre los pesos pesados del índice. Inditex ha perdido el 1,95% y la banca también cotiza en rojo en pleno. Sabadell, CaixaBank, BBVA y Santander han perdido más de un 1%. Por el lado contrario, Solaria ha liderado las alzas con una subida del 5,93%, seguida de Meliá y ArcelorMittal, con alas del 1,7% y 1,47%.

Junto a las declaraciones de los banqueros centrales, la agenda deja también indicadores señalados en la zona euro. Uno es revisión al alza del PIB alemán para el segundo trimestre una décima, lo que hace al gran motor de la zona euro crecer en ese trimestre un 0,1%, frente al 0% previsto incialmente, y recuperar los niveles prepandemia. Retrasa un poco la temida recesión por las consecuencias de la guerra. Por el contrario, el índice de confianza empresarial en Alemania ha vuelto a empeorar ligeramente tras el desplome de julio y da un jarro de agua fría.

Además del monstruo de la inflación, Christine Lagarde tiene otro tema que resolver. Y es la debilidad del euro. Parece que no hay nada que pare a la Fed. El presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, ha dado alguna pista de las palabras de Powell de mañana y ha dicho que dudan sobre si subir los tipos en 50 o 75 puntos básicos el próximo mes.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_