Aerolíneas

Iberia Express ofrece cambios de fecha, bonos y habrá reembolsos por la huelga de TCP

Devolverá el dinero en los vuelos no protegidos por los servicios mínimos que se queden en tierra

Un avión de Iberia Express en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
Un avión de Iberia Express en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Cerca de un centenar de vuelos de Iberia Express previstos entre el 28 de este mes y el 6 de septiembre, de los alrededor de 1.100 programados (212.000 asientos) para estos diez días afectados por la convocatoria de huelga de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), han quedado al margen del amparo de los servicios mínimos que ha decretado el Ministerio de Transportes. La filial de Iberia reconoce que los paros van a producirse en jornadas críticas para el movimiento de viajeros, ante lo que ha activado un plan de flexibilización que incluye distintas opciones para el cliente.

Todos los vuelos entre las citadas fechas estarán abiertos al cambio de fecha o a la cancelación de la reserva con la recepción de un bono. En cuanto a las operaciones que no han sido garantizadas por los servicios mínimos y que finalmente no puedan realizarse, los viajeros van a ser informados directamente por la compañía y además de bonos y nuevas fechas para volar, tendrán acceso al reembolso de la cantidad pagada a la aerolínea.

La empresa ha publicado en su web blog.iberiaexpress.com/informacion-huelga/ la información sobre los vuelos que quedan fuera de los servicios mínimos, y en ese mismo sitio explica las alternativas disponibles.

Después de distintos encuentros con la sección sindical de USO, las posiciones se mantienen enfrentadas. Para desconvocar la huelga, el sindicato mayoritario en la compañía reclama la consolidación en las tablas salariales del 6,5% que marcó el IPC en diciembre de 2021. La empresa, por su parte, ha ofrecido una solución transitoria para aliviar los efectos de la alta inflación mientras se negocia en el segundo convenio colectivo de los TCP. La aerolínea entregaría un pago a TCP y sobrecargos a cuenta del convenio, que pretende tener aprobado antes de que finalice el año. CC OO dio por buena esa solución temporal la semana pasada.

El 6,5% de alza pretendido por USO es idéntico al obtenido por los TCP de Vueling, en la que también se amenazó con una huelga. Desde Iberia Express se ha reiterado esta tarde el compromiso de “seguir negociando hasta el último minuto para impedir una huelga en fechas críticas para nuestros clientes”.

La low cost ha lanzado un nuevo llamamiento a la responsabilidad de USO para frenar la convocatoria de paro, la primera en los 11 años de historia de la aerolínea, y volver a la mesa de negociación del convenio. La empresa cifra en un 26% el incremento del coste salarial derivado de las exigencias de USO y las califica de inasumibles, mientras que el sindicato habla de un 16%.

Normas
Entra en El País para participar