Industria farmacéutica

Sanofi renuncia a su prometedor fármaco frente al cáncer de mama

El laboratorio francés reconoce que su pastilla no da resultado y sus acciones caen un 5,68%

Sanofi renuncia a su prometedor fármaco frente al cáncer de mama

Sanofi anunció este miércoles en un comunicado que renuncia a seguir investigando con un fármaco para el cáncer de mama ante la falta de resultados en los ensayos clínicos. La farmacéutica gala reconoce que no se cumplió el objetivo de los pacientes tratados con el medicamento amcenestrant.

El laboratorio francés había afirmado en el pasado que ese tratamiento oral tenía un fuerte potencial comercial en el cáncer de mama.

La decisión provocó una corrección en Bolsa del gigante francés. Las acciones de la compañía se dejaron ayer un 5,68% de su valor y en lo que va de año pierden un 8,07%. En marzo, los títulos del laboratorio ya se vieron afectados cuando la empresa anunció los decepcionantes resultados iniciales de un estudio de cáncer de mama en el que participaron mujeres previamente tratadas con este medicamento.

La cancelación total presiona ahora a Sanofi para reforzar su cartera de candidatos a fármacos a medida que se vuelve cada vez más dependiente de Dupixent, su éxito de ventas multimillonario para el tratamiento para el asma.

Sanofi, también fabricante de vacunas, igualmente se ha quedado atrás en desarrollar una solución propia frente al Covid-19. Inicialmente, tenía previsto un producto propio para inicio de 2021, pero la I+D fracasó y reconoció que ya llegaba tarde ante el éxito de otras como las de Pfizer/BioNTech, Moderna o AstraZeneca. Ahora está pendiente de una aprobación para una alternativa como dosis de refuerzo.

En el caso de amcenestrant, el fracaso ha llegado en un ensayo clínico en fase III (la última etapa antes de poder recibir una autorización de comercializacion), en la que se investigaba con más de 1.000 pacientes. La compañía ha decidido frenar cualquier otro ensayo con este medicamento oral ante la falta de signos de eficacia.

Amcenestrant pertenece a una clase de píldoras conocidas como degradadores selectivos de los receptores de estrógeno (SERD) para combatir los tumores que crecen en respuesta al estrógeno, que se estima representan hasta el 80% de todos los casos. Sus rivales Roche y AstraZeneca también trabajan en este tipo de píldoras.

Normas
Entra en El País para participar