Viruela del mono

Bavarian Nordic reconoce problemas para cubrir la alta demanda de su vacuna

La firma danesa se abre a una alianza con un fabricante de EE UU. Los pedidos han crecido por la expansión de contagios

Producción de vacunas de Bavarian Nordic.
Producción de vacunas de Bavarian Nordic.

Bavarian Nordic, la única farmacéutica con una vacuna aprobada para la viruela del mono, reconoce que ya no garantiza que pueda satisfacer la demanda de los países a medida que los casos continúan aumentando en todo el mundo, según recogió este miércoles Bloomberg.

La empresa danesa, fabricante del producto llamado Imvanex, está explorando la posibilidad de subcontratar la producción con algún socio en EE UU para satisfacer la demanda.

Actualmente, Bavarian puede fabricar 30 millones de dosis de este producto, que realmente se ha estado utilizando como vacuna para la viruela, pero desde que surgió en primavera el brote de viruela del mono que se ha expandido rápidamente por todo el mundo, todos los países han confiado en esta solución, de la que se dijo que podría tener un 85% de eficacia. En el caso de España, estaba previsto que recibiera unas 12.000 dosis en una primera compra centralizada de la Comisión Europea.

Hasta este miércoles se han reportado 35.000 casos de esta enfermedad infecciosa en 92 países del mundo, según datos de Reuters, de los que 5.719 se han dado en España, el segundo país con más contagios después de EE UU.

Rolf Sass Sorensen, vicepresidente de la farmacéutica danesa afirmó a Bloomberg que la situación del mercado es muy exigente. “La demanda sigue aumentando y ya no es seguro que podamos seguir satisfaciendo la demanda a la que nos enfrentamos, incluso con la actualización de nuestra planta de fabricación existente en Dinamarca”.

La compañía informó a finales de julio que tanto la FDA (EE UU) como la EMA (UE) –las respectivas agencias del medicamento– habían aprobado las nuevas instalaciones para producir más vacunas de Imvanex.

Un acuerdo de subcontratación de la producción supone un cambio en la estrategia de este laboratorio especializado en vacunas, que hasta ahora había asegurado que podría entregar todos los pedidos desde sus instalaciones en Copenhague. Anteriormente también había afirmado que una transferencia de tecnología a un productor externo, que permitiría la producción a granel de la vacuna, sería demasiado engorrosa, costosa y llevaría mucho tiempo.

El Reino Unido ya reconoció a principios de esta semana que se enfrenta una escasez temporal de la vacuna mientras espera una mayor producción de dosis por parte del fabricante.

Tres meses para una posible solución

El consejero delegado de Bavarian, Paul Chaplin, afirmó este miércoles a un periódico local que una posible transferencia tecnológica de su vacuna a un productor estadounidense, en fabricación a granel, podría demorar unos tres meses si se acelera el proceso, en comparación con los nueve meses en circunstancias normales.

Normas
Entra en El País para participar