Bolsa

Fallece el multimillonario conocido como el ‘Buffett’ de India

Rakesh Jhunjhunwala hizo su fortuna invirtiendo en la Bolsa de su país

Rakesh Jhunjhunwala.
Rakesh Jhunjhunwala.

Este domingo ha fallecido el multimillonario Rakesh Jhunjhunwala, apodado el Warren Buffett de India. El inversor, que hizo su fortuna en Bolsa, murió a la edad de 62 años, una semana después del lanzamiento de su aerolínea de bajo coste Akasa Air.

Le sobreviven su esposa y tres hijos. Deja participaciones en alrededor de tres docenas de empresas indias y un legado de frases ingeniosas como "la tendencia es tu amiga" y "la única regla que tengo es que no hay reglas".

"Todo lo que he conocido es comerciar e invertir. No quiero hacer nada más en la vida", afirmó Jhunjhunwala a Reuters hace 10 años. "Lo dejaré el día que muera". El lunes, aseguró a CNBC que la economía de la India, la tercera más grande de Asia, estaba "entrando en una edad dorada", expresando la esperanza de que "mis compatriotas indios sean tan optimistas como yo".

Jhunjhunwala fue un gran partidario público del primer ministro Narendra Modi, quien lo elogió el domingo como "indomable, lleno de vida, ingenioso y perspicaz".

Sus ideas sobre la economía y las empresas lo convirtieron en una celebridad de la televisión. Las habilidades de comunicación de Jhunjhunwala ayudaron a los pequeños inversores a comprender el funcionamiento de la Bolsa, aseguraron diversos empresarios y banqueros con sede en la capital financiera de la India, Bombay, que habían interactuado con él durante más de 30 años.

Nacido en el estado de Rajasthan y  funcionario como contable, Jhunjhunwala comenzó a invertir en acciones cuando era adolescente y pasó a administrar una empresa de comercio de renta variable, Rare Enterprises. Su patrimonio neto era de unos 6.000 millones de dólares, según Forbes.

Obtuvo su primera gran ganancia al comprar 5.000 acciones en Tata Tea con dinero prestado, confiando en que los mercados habían subestimado el potencial de una empresa que buscaba crecer en un momento de producción de rendimiento creciente. Triplicó su dinero en unos meses.

Siguieron inversiones mejores y más grandes, incluida una apuesta apalancada a fines de la década de 1980 en el exportador de mineral de hierro Sesa Goa. Jhunjhunwala compró las acciones a 60-65 rupias y las vendió a 2.200.

Las inversiones de su firma incluyen muchas empresas del Grupo Tata, como Tata Motors, el fabricante de relojes Titan, Tata Communications e Indian Hotels Co, que administra los hoteles Taj.

Otras inversiones incluyen Indiabulls Housing Finance, Star Health Insurance, Federal Bank y la empresa de formación profesional Aptech Ltd.

Jhunjhunwala había explicado que el crecimiento del mercado de valores indio desde que se liberalizó la economía del país en 1991, un período en el que el principal índice Sensex se multiplicó por 40, fue un factor importante en su éxito.

"Inversor, audaz tomador de riesgos, magistral comprensión del mercado de valores, claro en la comunicación: un líder por derecho propio", escribió la ministra de Finanzas, Nirmala Sitharaman, en un tributo en Twitter. "Tenía una fuerte creencia en la fuerza y las capacidades de la India".

Uday Kotak, director ejecutivo de Kotak Mahindra Bank y compañero de escuela y universidad, dijo que Jhunjhunwala "creía que las acciones de India estaban infravaloradas. Tiene razón".

Normas
Entra en El País para participar