Consumo

Pascual se alía con Just Eat y abre el camino a la llegada de fabricantes al ‘delivery’

Entra en la plataforma para vender productos de forma directa

Es el primer pacto de Just Eat con un productor en todos sus mercados

Pascual se alía con Just Eat y abre el camino a la llegada de fabricantes al ‘delivery’

Primero fueron los restaurantes. Después llegó el turno de la alimentación, con la incorporación de cadenas de supermercados y otros formatos comerciales. Y ahora, llega el turno del desembarco de los fabricantes alimentarios a las plataformas de entrega de comida a domicilio.

El grupo Pascual y Just Eat han llegado un acuerdo para que la primera venda sus productos lácteos, zumos, cafés y aguas de forma directa a través de la aplicación, en una alianza que las partes consideran “pionera”.

El servicio, que empezó a prestarse hace unos días en algunas zonas de Madrid, supone que Just Eat reparta dichos productos de Pascual a los usuarios que los adquieran, en el que es el primer acuerdo comercial que firma con un productor de alimentos, no solo en España, sino en los 22 mercados en los que opera en la actualidad.

La plataforma añade, así, nuevos servicios. Esta ha ido incorporando de forma paulatina a marcas de referencia en la restauración, la última Starbucks, tras apostar de inicio por los negocios independientes, como forma de competir con Glovo o Uber Eats en este segmento. En marzo lanzó su servicio de cesta de la compra, en un momento de efervescencia en el llamado comercio rápido o quick commerce, con la aparición de operadores especializados como Gorillas.

Según la compañía de origen holandés, la asociación con Pascual refuerza su posicionamiento en la venta de alimentación, “facilitando a los usuarios el acceso de productos del día a día de una manera rápida y sencilla”. Estamos convencidos del éxito de la colaboración, ofreciendo a nuestros usuarios una interesante oferta de productos procedentes del fabricante directamente, y contamos para ello con uno de los socios más reconocidos y emblemáticos del sector de la alimentación y las bebidas en España”, valora el director general de Just Eat en el país, Patrick Bergareche.

La intención de ambas partes es extender de forma progresiva el servicio a otras partes de España antes de que acabe este año, además de incorporar más productos a la oferta, que en principio parte con las referencias más vendidas de Leche Pascual, Bezoya, Bifrutas, las bebidas vegetales de Vivesoy y del café Mocay, que hasta ahora Pascual solo servía al sector hostelero.

La compañía de alimentación irá añadiendo productos que ya distribuye en los canales habituales, como bebidas energéticas, aceites, vinagres, salsas, conservas o aperitivos.

Nuevo canal

Con este movimiento, Pascual abre un nuevo canal de venta en un sector en rápido crecimiento, dentro de su estrategia de digitalización. “Convertirnos en el primer fabricante en tener su propio espacio en Just Eat España supone un espaldarazo a nuestra apuesta por el quick commerce, que abre una nueva manera de entender el servicio a domicilio”, dice Javier Peña, director general de la compañía.

“En Pascual trabajamos continuamente para adaptarnos a las necesidades y gustos de los consumidores, así como a su manera de acceder a productos, bienes y servicios. Esta alianza nos va a permitir seguir adaptándonos a un mercado en continua evolución, ampliando nuestros horizontes de venta”, añade Peña.

Las plataformas de reparto a domicilio impulsan desde hace tiempo la venta de alimentación, pero no a través de acuerdos comerciales directos con los fabricantes, lo que elimina cualquier intermediario. Glovo puso en marcha este servicio en 2018. Desde su supermercado vende referencias de las principales marcas, aunque el funcionamiento es como el de otros distribuidores, como Carrefour o Dia, que también trabajan en esa aplicación: se provee de los productos de los fabricantes y los almacena en sus dark stores, y desde ellas las reparte.

En el caso del acuerdo de Pascual y Just Eat, los productos salen directamente de instalaciones del fabricante y su entrega la acometen los repartidores de la plataforma. Una fórmula que abre la puerta a un mayor desembarco de productores de alimentación a este entorno digital.

El sector genera 400 millones de pedidos a domicilio al año en España

Evolución. La entrega de comida a domicilio se ha disparado en España en los últimos tres años. La pandemia supuso un punto de inflexión para esta actividad, que alcanza ahora en España una cifra de 400 millones de pedidos al año, según la consultora especializada en restauración, The NPD Group. Los datos ponen de relieve que esta fórmula se ha convertido en una gran oportunidad de negocio, no solo para la restauración, sino también para fabricantes como Pascual: la facturación anual de la actividad fue en el último año de 2.600 millones de euros, un 80% más respecto a los niveles pre pandemia; el 72% de los consumidores ya pide comida a domicilio con frecuencia, y el 54% de esos pedidos se hace a través de internet.

Cuota. El gasto medio en España alcanza los 6,4 euros por cada uno de ellos. En el ámbito de la restauración, su cuota de mercado ya alcanza el 7%, un porcentaje que continuará creciendo, según las previsiones del secto

Normas
Entra en El País para participar