Valor a examen

Acciona Energía toca máximo histórico y exprime su potencial

Marca récord tras su primer año en Bolsa, ajena a la incertidumbre por el impuesto a las energéticas

Un aerogenerador de Acciona Energía.
Un aerogenerador de Acciona Energía.

Del infierno al cielo de la Bolsa. Acciona Energía ha pasado del mínimo histórico marcado el pasado febrero al récord. En este tiempo ha recuperado el 60,5% de su valor y se ha colocado como la segunda empresa más rentable de 2022 en el Ibex con una ganancia para sus accionistas de casi el 30%. Este logro coincide con el primer año de su OPV.

En un primer término, la compañía ha aprovechado el redoble de la apuesta por las renovables tras estallido de la guerra en Ucrania y la decisión de la UE de reducir su dependencia energética con Rusia. El último estirón, ha venido acompañado de los resultados del primer semestre, que reflejaron un incremento del 155,5% del beneficio (hasta 390 millones), y que sorprendieron favorablemente a los analistas. “Los números superaron ampliamente lo previsto debido a los altos precios [de la energía]en España, mercado que acumuló más del 70% del Ebitda, tras casi cuadruplicarse su aportación hasta los 676 millones de euros”, comenta Guillermo Barrio, de Intermoney Valores.

También ha sido un revulsivo la reciente firma con Fortia –la plataforma de gestión de energía de los grandes consumidores industriales– del mayor PPA (compraventa de energía a largo plazo) corporativo renovable con entrega física para la industria suscrito en España.

La filial de renovables de Acciona ha mostrado fortaleza incluso ante la decisión del Gobierno de gravar con el 1,2% a las energéticas con más 1.000 millones de ingresos durante dos años. Goldman Sachs sitúa a Endesa y Naturgy como las más perjudicadas, ya que ellos supondría el 15% y 12% de la facturación de 2022, y a Acciona Energía, como la menos afectada, con el 3% de las ventas.

Al respecto, José María Entrecanales, presidente de Acciona, ha manifestado que “sería justo que las renovables quedaran exentas a la vista de una rentabilidad que ha sido históricamente baja, especialmente tras la reforma regulatoria de 2012, y ante la necesidad de incentivar la inversión en la transición ecológica”.

Acciona Energía sigue siendo una apuesta firme para el mercado: tiene un 74% de recomendaciones de compra, y el resto de mantener. Pero cotiza por encima del objetivo medio del consenso del mercado, de 40,94 euros. Société Générale, Alantra y Goldman Sachs acaban de bajar el consejo a neutral.

Goldman Sachs ha sido la última en relajar su optimismo sobre la compañía y lo argumenta por “la sólida evolución de las acciones”. “El valor responde bien a nuestra visión sobre el sector, y hemos mejorado el Ebitda un 8% para 2022, pero consideramos que está cotizando el éxito (y la rentabilidad) de la capacidad adicional a 2035”, añade el banco, que ha fijado un objetivo para los títulos de 43,50 euros a 12 meses, sin apenas ya potencial de subida.

Citi destaca, por otro lado, “el buen posicionamiento de la renovable para conseguir un año récord”, aunque reconoce que “la rentabilidad se normalizará a medida que los precios de la energía disminuyan”. “La huella global y la diversificación tecnológica deberían permitirle capturar las oportunidades de varias décadas de crecimiento de las renovables, al tiempo que va reduciéndose el perfil de riesgo”. Asimismo, él resalta que su apalancamiento sea inferior al de sus competidores, lo que reduce la exposición al incremento de los tipos de interés”.

Guillermo Barrio apuesta por el valor debido a su “excelente track record en el desarrollo de nueva capacidad; su acertada concentración del crecimiento en un número limitado de mercados estables, y su adecuada situación financiera”. De cara al largo plazo, el experto señala “la moderación de precios en España, entre los 60 euros/MWh y 65 euros /MWh para 2026 y 2027, frente a una previsión en 2022 de 156 euros/MWh”. Este descenso estaría “más que compensado” por la capacidad de crecimiento de otros mercados.

Más valor y negocio, y primer dividendo

Cotización. Acciona Energía se incorporó al Ibex 35 el pasado mes de junio. Al año de su salida a Bolsa ha dado el salto al índice de las grandes compañías, superando incluso la capitalización de su matriz, que es de 10.800 millones de euros frente a los 13.800 de la renovable. La negociación ha crecido de forma notable; si en 2021 se intercambiaron 23,58 millones de acciones desde la OPV del 1 de julio hasta el cierre del año, en 2022 ya se han movido 31,40 millones. Es de los pocos debuts en Bolsa en positivo de la última década (57%).

Rating. Fitch acaba de mantener la calificación a largo plazo en BBB- (grado de inversión). La agencia argumenta que la decisión refleja el sólido perfil del negocio, geográficamente diversificado y con una buena previsión de ingresos provenientes de la producción incentivada y contratada a largo plazo. Destaca también su “ambicioso plan de crecimiento”, donde prevé casi duplicar su capacidad para, 2025 a 20 GW.

Retribución. Distribuyó en abril su primer dividendo, de 0,28 euros por acción; el 25% del beneficio de 2021. La rentabilidad alcanza el 1%.

Normas
Entra en El País para participar