Construcción

ACS y Acciona, finalistas en la puja por un proyecto ferroviario de 4.173 millones en Canadá

La también española CAF será quien fabrique los trenes

ACS y Acciona, finalistas en la puja por un proyecto ferroviario de 4.173 millones en Canadá

ACS y Acciona han resultado finalistas para adjudicarse una nueva línea de tranvía en la ciudad canadiense de Calgary, que cuenta con un presupuesto total de 5.500 millones de dólares canadienses (4.173 millones de euros) y en la que otra compañía española, CAF, ya está presente en la fabricación de los trenes.

Según informó el ayuntamiento de la ciudad, dos consorcios han pasado a la fase final y en los dos está ACS, en el primero por medio de su filial en América (Flatiron) y en otro a través de su constructora Dragados y en el que también está Acciona.

De esta forma, la compañía presidida por Florentino Pérez se asegura definitivamente estar en el proyecto. Si gana con Flatiron, construirá la línea junto con las empresas locales Barnard y WPS, mientras que si lo hace con Dragados, además de con Acciona, acometerá las obras con Aecom y Parsons.

Se trata de una línea de 18 kilómetros de longitud de tren ligero y, con un presupuesto de 4.173 millones de euros, es el mayor proyecto de infraestructuras de la historia de Calgary. El Gobierno de Canadá ha comprometido 1.600 millones de dólares, la provincia de Alberta 1.700 millones y la ciudad otros 2.200 millones.

En cualquier caso, esta estimación se realizó en julio de 2020, antes del alza del precio de los materiales de construcción en todo el mundo, por lo que la cifra podría aumentar. Asimismo, incluye la ejecución de todo el proyecto, no solo la fase de construcción.

Las obras incluirán 13 estaciones y algunos túneles, puesto que el tren también se desplazará bajo tierra, así como distintos puentes, tres grandes aparcamientos disuasorios y un edificio de mantenimiento para el estacionamiento de los trenes.

El objetivo de este macroproyecto es crear una importante infraestructura ferroviaria en esta localidad con un recorrido de 46 kilómetros para atravesar de sur a norte Calgary.

Sus paradas conectarán tanto zonas residenciales como centros de negocio, servicios esenciales y puntos turísticos, lo que augura un elevado uso de esta línea denominada Green Line.

Por el momento, este importante proyecto tiene en marcha su primera fase que contempla conectar la estación de Shepard, donde se ubicará el depósito de unidades, con la estación de 16 Avenue North, al norte de la ciudad.

Con posterioridad, el plan marca su prolongación en otros 26 kilómetros para habilitar un servicio integral de transporte rápido y de gran frecuencia. Los expertos destacan de este proyecto su capacidad para impulsar oportunidades de inversión y de crecimiento económico en el área metropolitana de esta ciudad situada a unos 80 kilómetros de las Montañas Rocosas, “contribuyendo además a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y lograr una ciudad más sostenible y accesible”.

El consorcio ganador se elegirá en el primer trimestre del año que viene, momento tras el cual comenzará un periodo de estudio de 12 meses, con la previsión de comenzar la fase de implementación y obras en el segundo trimestre de 2024.

CAF, el fabricante de trenes y autobuses con sede en Beasain (Guipúzcoa), ganó en noviembre del año pasado el contrato para suministrar 28 trenes ligeros, con opción a 24 unidades más, por 300 millones de euros, para esta línea.

La unidad pertenece a la plataforma de tranvías de CAF, denominada Urbos, y contará con siete módulos a lo largo de sus 42 metros de longitud.

Con capacidad para 288 pasajeros, de los cuales 73 podrán ir sentados, su diseño ofrecerá seguridad y comodidad a los usuarios, destacando además la accesibilidad del vehículo y su amplitud como otra de sus características principales.

 

Normas
Entra en El País para participar