Hispasat firma un crédito de 250 millones para ejecutar su plan estratégico

Recibe la financiación de un sindicato de bancos formado por CaixaBank, BBVA, Societé Generale, Bankinter y Kutxabank

Jordi Hereu, presidente de Hispasat.
Jordi Hereu, presidente de Hispasat.

La compañía española de comunicaciones por satélite Hispasat ha suscrito con un grupo de cinco entidades financieras integradas por CaixaBank -banco agente de la operación y coordinador de sostenibilidad-, BBVA, Societé Generale, Bankinter y Kutxabank, una línea de crédito por importe de hasta 250 millones de euros.

De este modo, la compañía refuerza su política de liquidez y, al mismo tiempo, respalda la ejecución de su Plan Estratégico 2020-25 con independencia de las condiciones que puedan presentar los mercados financieros en el corto y medio plazo.

La empresa, controlada por Redeia (Red Eléctrica), ha explicado que este acuerdo, que extiende y amplía la línea de crédito actualmente en vigor, permite adaptar los términos y condiciones de la financiación a criterios e indicadores ESG (Environmental, Social and Governance) alineados con las políticas de Redeia en ese ámbito.

“Esto constituye un hito dentro del plan estratégico de sostenibilidad de Hispasat, al ser la primera financiación ESG que suscribe la compañía”, indica el grupo. La nueva línea de crédito, revolving y multidivisa, amplía su plazo de vencimiento hasta agosto de 2025, con la posibilidad de extenderlo, en periodos anuales, hasta agosto de 2027.

Juan Jesús García Chaparro, director Económico-Financiero de Hispasat, afirmó que “en estos momentos tan complejos en los mercados internacionales, este respaldo del sector financiero a Hispasat constituye una gran muestra de confianza en la fortaleza de la compañía y en su proyecto estratégico para avanzar en la cadena de valor de los servicios por satélite, mientras apostamos de manera decidida por la sostenibilidad y las actuaciones socialmente responsables en el ámbito de nuestra actividad”.

Adquisiciones

Bajo el plan estratégico, Hispasat está en proceso de renovación para pasar de ser un mero operador de comunicaciones vía satélite a convertirse en una compañía de soluciones y servicios vinculados a estas infraestructuras espaciales. Con ese objetivo, vinculado a la ejecución del Plan Estratégico 2020-25, orientado a convertir Hispasat en una compañía de servicios y soluciones satelitales, la compañía que preside Jordi Hereu ha impulsado nuevas adquisiciones.

En marzo pasado, Hispasat anunció en marzo la adquisición de la compañía Axess Networks por 112 millones de euros, 87 millones por el propio precio de las acciones y el resto a la deuda financiera. Axess Networks es una empresa de telecomunicaciones especializada en servicios y soluciones por satélite al mercado corporativo (telecos y grandes empresas) y administraciones, con presencia en Latinoamérica (Colombia, México, Perú, Ecuador y Chile) y EMEA (principalmente África y Oriente Medio).

Hispasat afirmó que esta transacción permitía optimizar su oferta en segmentos como la extensión de redes celulares por satélite, las redes de conectividad para clientes corporativos o la digitalización de zonas remotas en países con amplias brechas tecnológicas. Además, la empresa potenciará el desarrollo de soluciones para mercados incipientes, como el internet de las cosas (IoT).

Con anterioridad, en 2021, el grupo firmó un acuerdo para hacerse cargo del negocio de gestión y transporte de señales de Media Networks Latinoamérica, filial del Grupo Telefónica ligada al ámbito audiovisual.

Resultados

La empresa mantiene la estela de crecimiento en términos operativos. En 2021, Hispasat registró unos ingresos de 181 millones de euros, que representa un incremento del 14,9% sobre los obtenidos en 2020. A perímetro constante y aislando el efecto de los tipos de cambio, el negocio orgánico creció un 9% respecto a 2020, “una evolución muy positiva respecto al conjunto del sector satelital que registró unas pérdidas en torno al 3%”.

El ebitda se situó en 136,2 millones de euros, un 14,2% más que en 2020, lo que supone un margen operativo sobre ingresos del 75,2%. Asimismo, el resultado neto obtenido por la compañía en 2021 fue de 55,8 millones de euros, de los que el 80%, es decir, 44,6 millones de euros, se distribuyeron como dividendo a sus accionistas, liderados por Redeia.

La compañía señaló entonces que, con estos resultados, se culminaba su saneamiento y se consolidan los objetivos establecidos en su Plan Estratégico 2021-25. Según la compañía, de acuerdo con el proceso de transformación definido, el negocio de servicios gestionados, tanto de banda ancha como de vídeo, representa ya casi un 15% de la cifra total del grupo, gracias en gran medida a la contribución proveniente del negocio adquirido para la gestión y transporte de señales de vídeo en América Latina.

Normas
Entra en El País para participar