Las fusiones y compras en las telecos españolas rondan los 25.000 millones en 2022

Orange y MásMóvil lideran el sector en una operación de 18.900 millones

Las compraventas de activos de fibra se acercan a los 5.500 millones

Las fusiones y compras en las telecos españolas rondan los 25.000 millones en 2022

El sector español de las telecomunicaciones está en plena ebullición en cuanto a fusiones y adquisiciones. Desde principios de año se han anunciado o cerrado transacciones que, en su conjunto, superan los 24.500 millones de euros, unas cifras históricas y que sitúan al mercado español a la cabeza de Europa en operaciones de consolidación en esta industria.

La transacción que marca esta evolución es el acuerdo de Orange y MásMóvil para integrar sus operaciones en España, en un acuerdo valorado en cerca de 18.600 millones de euros. Ambas compañías crearán un nuevo grupo, líder en clientes en la telefonía móvil con 24,8 millones de clientes y en la banda ancha fija y la fibra, con 7,1 millones de usuarios.

La operación, eso sí, debe recibir el visto bueno de las autoridades de la competencia, presumiblemente de la Comisión Europea, que recibirán en septiembre el expediente de la transacción. En cualquier caso, Orange y MásMóvil se han dado un periodo prudente puesto que no se cerrará hasta la segunda mitad de 2023. De los posibles remedies que imponga Bruselas podrían salir activos a la venta, con candidatos a su adquisición entre los pequeños operadores.

Además, el sector de las telecos en España ha vivido una inusitada actividad corporativa en el ámbito de las infraestructuras, especialmente de la fibra óptica, ante el interés de grupos financieros y fondos de inversión, que buscan sacar partido de la rentabilidad, la seguridad y la generación de caja de estos negocios vinculados a las infraestructuras.

A final de julio, Telefónica alcanzó un acuerdo para vender un 45% de Bluevía Fibra, su nueva división de despliegues de estas redes en zonas rurales, a un consorcio formado por Vauban Infrastructure Partners (Natixis) y Crédit Agricole Assurance, por 1.021 millones de euros en efectivo. La compañía se valoraba así en 2.500 millones, con un múltiplo de 27,1 veces sobre el oibda proforma de la empresa estimado para 2022.

Más operaciones

Dentro de esta fiebre de la fibra, Avatel formalizó este lunes un acuerdo con el fondo francés Antin Infrastructure Partners para la compra de Lyntia Access, uno de los principales operadores neutros mayorista en España.

El importe se acerca a 1.000 millones de euros. Avatel, que busca consolidarse como quinto operador nacional, alcanzará los cuatro millones de hogares pasados con fibra, especialmente en zonas rurales. La teleco mantiene una agresiva estrategia de adquisición de operadores locales, que ha llevado al grupo a integrar a más de 100 compañías en los últimos años. Su intención pasa por seguir con esa política de crecimiento inorgánico durante este año.

Con anterioridad, en mayo, el citado Antin vendió Lyntia Networks, compañía de la que se había segregado antes Lyntia Access, a Axa IM Alts y Swiss Life Asset Managers por cerca de 2.000 millones de euros. Posteriormente, ambas firmas han dado entrada a un tercer socio al vender un 33% del capital de Lyntia Networks a la neozelandesa H.R.L. Morrison, especializada en la gestión de infraestructuras.

De igual forma, el fondo francés Ardian alcanzó un acuerdo en junio para la compra del operador mayorista de fibra Aire Networks, hasta ahora propiedad de Magnum (de Ángel Corcóstegui), por 600 millones de euros. La propia Aire Networks no se ha quedado parada y, en julio, anunció la adquisición del proveedor de servicios de cloud privada Stackscale.

Además, a final de junio, y tras recibir las autorizaciones pertinentes, Redeia (Red Eléctrica) cerró la venta del 49% del capital de Red Eléctrica Infraestructuras de Telecomunicación (Reintel) a KKR por casi 1.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar