Telefónica vira hacia Latinoamérica, que alcanza el 39% de su negocio total

Hace un año, Hispam y Brasil suponían el 35% conjuntamente

La mejora de las operaciones y los tipos de cambio impulsan a las filiales en la región

José María Álvarez-Pallete y Laura Abasolo.
José María Álvarez-Pallete y Laura Abasolo.

Los mercados latinoamericanos vuelven a ganar peso en las cuentas de Telefónica, tras muchos trimestres de retrocesos. En el primer semestre del año, la suma de las divisiones de Hispam y Brasil aportaron el 39% de los ingresos del grupo, por encima del 35% del pasado año. A su vez, el oibda conjunto de ambas divisiones supuso el 38% del total del grupo, por encima del 33% del anterior ejercicio.

Por unidades de negocio, Telefónica Brasil elevó sus ingresos un 26,6% en términos reportados y un 7,6% de forma orgánica, entre enero y junio, hasta 4.199 millones de euros. Hispam, por su parte, registró un volumen de negocio de 4.526 millones de euros, un 14,7% más reportado y un 4,3% más orgánico.

En términos de rentabilidad, el oibda de Hispam aceleró su crecimiento interanual entre abril y junio, hasta el 10,2%, frente al avance del 2,3% del primer trimestre, gracias al impulso de Perú, con un avance del 52,7%, y Chile, con un 18,5%, si bien, en este caso, por el impacto positivo de la plusvalía asociada a la venta de un data center por 30 millones). En Brasil, la evolución es similar. El oibda se incrementó un 8,5% en el segundo trimestre, frente al 1,6% del primero (un 17,0% en términos reportados) gracias al crecimiento de los ingresos, la generación de eficiencias, y la aportación de los accesos de telefonía móvil de su competidor Oi, cuya adquisición se cerró en abril, que compensaron el impacto de la inflación y el gasto comercial.

En estas circunstancias, el flujo de caja operativo (oibda-capex) en el primer semestre creció un 27,9% orgánico en el semestre, “gracias a la transformación de las operaciones, las eficiencias y la racionalización de la inversión”, dijo Laura Abasolo, directora financiera de Telefónica y máxima responsable de Hispam, en la call conference con inversores posterior al anuncio de las cuentas.

Si en los años anteriores las variaciones de las divisas afectaban negativamente a las cuentas de Telefónica, esta vez la influencia ha sido positiva. En el informe financiero de los resultados del primer semestre, la operadora destacó que el tipo de cambio ha contribuido de manera positiva interanualmente, debido sobre todo a la apreciación del real brasileño frente al euro, aportando 526 millones de euros a los ingresos, 187 millones al oibda y 127 millones al flujo de caja libre.

En términos de operaciones, los ingresos crecieron en todos los países del continente por segundo trimestre consecutivo, tanto orgánico como reportado. Según Telefónica, ha continuado la captura de la alta demanda de conectividad en la región, fundamentalmente en contrato móvil, fibra hasta el hogar (FTTH), cable y televisión por internet, a pesar de la intensidad competitiva. Así, por ejemplo, los accesos de FTTH y cable e Hispam superaron los 4,62 millones, un 19% más que hace un año, mientras que el contrato móvil subió un 4,8%, hasta alcanzar los 24,20 millones. En el caso de la fibra, la operadora se ha visto favorecida por los vehículos de inversión constituidos con KKR en países como Colombia y Chile.

Fibra

En Brasil, la operadora superó la cota de los cinco millones de accesos de fibra, un 24,8% más que hace un año, gracias, en buena medida, al impulso del vehículo de fibra constituido con Caisse de dépôt et placement du Québec (CDPQ), así como con los acuerdos con operadores locales o American Tower.

En el contrato móvil, Telefónica Brasil creció un 20,1%, hasta 43,14 millones de accesos. En este caso, el crecimiento por la citada compra de los activos de telefonía móvil de Oi, que ha supuesto la incorporación de más de 10 millones de líneas para Telefónica Brasil, que en su conjunto ronda los 100 millones de líneas celulares. De excluir Oi, el crecimiento neto del parque de líneas de la operadora, que acaba de encender su red 5G, rondó los 1,7 millones de líneas entre enero y junio.

En Hispam, el contrato móvil aumentó un 4,8%, hasta superar los 24,2 millones de líneas.

La teleco reduce un 33% su riesgo en el continente

Telefónica no ha variado en su estrategia de reducción de su exposición a Latinoamérica. En la call conference con analistas que siguió a la presentación de las cuentas semestrales, José María Álvarez-Pallete, presidente de la operadora, afirmó que la estrategia con respecto a Hispam, división que agrupa las operaciones en la región, con excepción de Brasil, permanece intacta.

“Permanecemos comprometidos en modular nuestra exposición a la región, dirigida a incrementar nuestro retorno del capital empleado, como ha estado ocurriendo durante los últimos dos años”, dijo el ejecutivo. Según Pallete, la compañía ha aplicado un nuevo modelo disruptivo, tanto desde el punto de vista de la organización como de la perspectiva de las infraestructuras, que ha permitido a la compañía dar la vuelta a los negocios. “Combinando ambas cosas, hemos podido reducir el capital empleado en la región un 12% en el último año y un 33% desde 2019”, explicó el ejecutivo, quien insistió en que la teleco continuará ejecutando esta estrategia.

Pallete, además, apuntó que Hispanoamérica afronta un marco más favorable.

Telefónica aprobó a final de 2019 la creación de Hispam, para agrupar los activos en la región, con la intención de buscar distintas opciones, desde una venta a la entrada de un inversor. La teleco no ha vendido ninguna de sus grandes divisiones en la zona, si bien sí ha dado entrada a inversores en las filiales de fibra.

Telefónica también ha buscado reducir la exposición mediante el aumento de la deuda en monedas locales, y así evitar el impacto que el deterioro de los negocios en la región tenía en el apalancamiento en euros. Con esta estrategia, la teleco ha reducido el riesgo en los últimos años. No obstante, la apreciación del real frente al euro estos últimos meses, unida a la emisión en la moneda brasileña, ha tenido un impacto negativo en la deuda del grupo, cercano a 900 millones.

Normas
Entra en El País para participar