Política

Sánchez confía en que la inflación comience a descender en septiembre

Cree que una ruptura de la coalición mermaría las opciones de la izquierda en las generales

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en Mostar (Bosnia Herzegovina).
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en Mostar (Bosnia Herzegovina). EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es consciente de la situación económica derivada por la elevada inflación y augura que en agosto seguirá con la tendencia alcista de julio, pero confía que en septiembre iniciará el descenso.

Así lo compartió Sánchez en una conversación informal con periodistas en la que analizó la situación derivada por la pandemia y la guerra en Ucrania, y cómo la inflación es un asunto que preocupa a todos los mandatarios con los que se reúne.

Como hiciera públicamente en la rueda de prensa de balance que ofreció el viernes en La Moncloa, Sánchez reconoció que el dato de julio de 10,8% de inflación es un "dato malo", pero se mostró confiado en que después de septiembre baje y se produzca la "curva de la inflación". En agosto, explicó, aún se mantendrá por el sector servicios y el turismo en esta época estival.

El jefe del Ejecutivo apuntó a la situación energética como uno de los factores del alza de los precios y aseguró que la inflación en Europa era más fácil de controlar que la de EE UU. Aunque comentó que Europa está importando inflación desde EE UU por la diferencia euro / dólar y de ahí las medidas respecto a la política monetaria.

En este sentido, el presidente ve "oportunidades" a las dos propuestas que defenderá en Bruselas sobre el mercado eléctrico y la compra de emisiones de CO2 aunque reconoció que en la UE hay mucha gente que defiende el 'status quo' y les cuesta los cambios.

Pero, trasladó, este invierno se desarrollará en un panorama distinto al próximo dónde la UE ya será muy autosuficiente. En este contexto, defendió la unidad que continúa imperante en la UE en la toma de medidas contra Rusia por la guerra y analizó que Vladimir Putin es conocedor de que el poder que tiene con los cortes de suministro de gas será menos potente en el próximo invierno.

Por otra parte, dentro de la clave económica pero a nivel nacional, el presidente se mostró seguro de que los Presupuestos Generales del Estado saldrán adelante con el apoyo parlamentario de sus tradicionales socios en Cortes.

Asimismo, se ha mostrado convencido de que PSOE y Unidas Podemos agotarán la legislatura como socios, dado que, apuntó, es necesario seguir aprobando reformas en medio de una etapa que está resultando muy difícil.

De la misma forma, entiende que supondría un mensaje de estabilidad tras las crisis de gobernabilidad que ha habido en España desde las elecciones generales de 2015 y que achaca al PP, al haber tenido que repetirse comicios en un corto periodo de tiempo.

Normas
Entra en El País para participar