Valor a examen

Carrefour resiste, pero con dudas sobre el futuro

Es de las pocas compañías de la Bolsa francesa que aguanta en positivo en el año

pese a la presión de la inflación

Logotipo de Carrefour en uno de sus establecimientos
Logotipo de Carrefour en uno de sus establecimientos

Carrefour es una de las compañías cotizadas en el eje del remolino económico que amenaza a Europa, con las tasas de inflación disparadas, el consumo dando señales de debilidad, el BCE subiendo los tipos de interés (50 puntos básicos) por primera vez en 11 años y la crisis de falta de suministros.

Aun así, la cotización resiste y ofrece una ganancia a sus accionistas del 4,6% en el año; discreta, pero que refleja un comportamiento superior al índice francés Cac 40, donde cotiza y que pierde el 13% con casi todos sus miembros en negativo, o de Ahold Delhaize, su competidor más directo, que cae más del 12%. La empresa ha publicado esta semana sus cuentas hasta junio, donde ha obtenido un beneficio de 255 millones de euros, un 5,9% menos que los 271 registrados durante 2021. Su facturación ha mejorado un 5,4%, hasta los 43.420 millones de euros.

Para Divacons-Alphavalue hay tres aspectos positivos a destacar sobre la compañía: “Está en el top de las cadenas minoristas en Francia y Brasil; el nuevo CEO (Alexandre Bompard) está cumpliendo sus promesas, fortaleciendo los niveles de rentabilidad, especialmente en el país galo, así como una mejora en la cuota del mercado en distintas áreas geográficas”.

La firma destaca que el mercado en general se ha vuelto muy pesimista por el entorno adverso en el que se mueve el sector, y que hay empresas como Carrefour que planean trasladar el aumento de costes; algo que consideran “simplemente no suficiente”. Ya que los consumidores están recortando gastos, incluso para los alimentos básicos, recortando el presupuesto mensual e incluso reduciendo o sustituyendo productos por otros más baratos”.

Carrefour resiste, pero con dudas sobre el futuro

Aun así, “no contempla ningún problema estructural en la compañía, aunque reconoce que es probable que las ventas y la rentabilidad enfrenten vientos en contra en los próximos trimestres”. Recomienda comprar, opina que la “acción es atractiva” y que “sigue ofreciendo descuentos frente a sus comparables”.

Para Berenberg, Brasil se ha convertido en un mercado clave para la empresa, dado que está expuesto a “un mayor crecimiento estructural”. “La marca Atacadao es la mejor situada para superar los resultados, con su sólida propuesta de valor preparada para capitalizar un conjunto de competidores fragmentados”, explican. Además, los analistas añaden que la del Grupo Big, que acaba de completar y es el tercer mayor supermercado del país, generará 360 millones de euros en sinergias para 2025. Carrefour tiene una cuota de mercado del 21% en Francia, del 10% en España, y del 17% en Brasil. También está presente en otros países europeos y Argentina.

Para UBS, la solidez de las ventas de la compañía “más que compensa la presión de los márgenes”. “Creemos que está evolucionando bien en un mercado difícil”, dicen.

Para el banco, “el principal riesgo al que se enfrentan los supermercados europeos, incluido Carrefour, es una guerra de precios. La probabilidad aumenta cuando existen grandes desequilibrios entre la oferta y la demanda”. UBS mantiene la recomendación de neutral, ya que no encuentra ningún catalizador a corto plazo para mejorarla.

Citi, por su parte, observa “un cambio sustancial en el entorno competitivo en Francia, lo que puede suponer un riesgo para Carrefour”, y pone también la atención el riesgo de cambio que suponen mercados como el de Brasil. Mientras, “el potencial de flujo de noticias de fusiones y adquisiciones permanece”, añaden. El mercado apunta desde hace tiempo a una unión entre Carrefour y Alcampo.

Bernstein es más pesimista con el valor; aconseja infraponderar y pone el acento en una posible “guerra de precios en Francia”.
Las recomendaciones de los analistas recogidas por Bloomberg son en un 68% de compra y 23% de mantener. El precio objetivo estimado a 12 meses está situado en 20,87 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 25,2% sobre el precio actual.

Los últimos movimientos corporativos

Evolución. La cotización de Carrefour ha sufrido altibajos a lo largo del año. El pasado mayo alcanzaba el máximo de 21,17 euros y desde entonces ha perdido el 20% del valor. Eso sí, con respecto a los mínimos de la pandemia ha subido el 32%, beneficiándose en parte de su perfil defensivo. Carrefour perdió en septiembre de 2021 a uno de sus accionistas más relevantes, el grupo Agache, el holding inversor del multimillonario francés Bernard Arnault, propietario también de la firma de lujo LVMH. Tenía una participación del 5,7% que puso a la venta en una colocación acelerada. En un mes, los títulos cayeron el 17%.

Asia. Carrefour acaba de vender su filial en Taiwán a Uni-President en una operación valorada en 2.000 millones. La compañía francesa abandona así Asia, donde había entrado en 1987 a través de una joint venture con Uni-President, con una participación del 60%. Para UBS se trata “de algo positivo que debería reflejarse en las acciones”.

Dividendo. Ha repartido un dividendo con cargo a 2021 de 0,52 euros, un 8,3% más que en 2020. Además, realizará una recompra de acciones de 750 millones.

Normas
Entra en El País para participar