Cellnex avisa: tiene 7.600 millones para compras tras descartar las torres de Deutsche Telekom

Eleva los ingresos un 59% y confirma sus previsiones anuales

Tobías Martínez, CEO de Cellnex.
Tobías Martínez, CEO de Cellnex.

Cellnex volvió ayer a mandar un mensaje al mercado sobre su estrategia: las operaciones de crecimiento no se han terminado. En la presentación con inversores que siguió a la presentación de las cuentas del primer semestre, el gigante español de las infraestructuras de telecos recordó que tiene un potencial para nuevas transacciones de 7.600 millones de euros.

Este posicionamiento llega pocos días después de la decisión de Cellnex de abandonar el proceso de compra de las torres de Deutsche Telekom en Alemania y Austria, unos activos que pasaron finalmente a los fondos Brookfield y DigitalBridge, tras la decisión de la operadora germana de optar por socios financieros frente a un socio industrial, como el grupo español.

La compañía sigue comprometida con los inversores con aprovechar las oportunidades que pueda ofrecer el mercado en Europa. De los 18.000 millones que estaban en el objetivo de la última ampliación de capital, de abril de 2021, el grupo ya ha comprometido 10.400 millones en transacciones como Hivory en Francia o Polkomtel en Polonia. Eso sí, la empresa analizará las posibles transacciones con más tiempo, y mirando ya a 2023.

Cellnex citó distintos ejemplos de operaciones como los proyectos de construcción de nuevas torres, la compra de carteras de emplazamientos, acuerdos de transformación, proyectos en torno a la torre aumentada con el avance en los proyectos de gestión de red activa, como el firmado en Polonia, o los proyectos adyacentes a las torres, como las small cells, las antenas DAS, los data centers o la fibra para la conexión de emplazamientos.

La empresa se refirió a la flexibilidad para acometer operaciones, como el pago en efectivo o la opción de utilizar acciones propias, tanto de la matriz como de filiales en otros países. Cellnex, igualmente, defendió que está bien posicionada para desbloquear valor en el mercado europeo de torres.

Crecimiento

La renovación de su apuesta de crecimiento coincide con la presentación de las cuentas del primer semestre, en el que Cellnex registró unos ingresos de 1.690 millones de euros, un 59% más, mientras que el ebitda ajustado aumentó también un 59%, hasta 1.282 millones.

Las cuentas recogen el crecimiento orgánico y el efecto de la consolidación de las adquisiciones de activos llevadas a cabo en 2021. El flujo de caja libre recurrente apalancado alcanzó los 637 millones de euros, un 62% más. El resultado neto contable, no obstante, fue negativo en 170 millones, por el efecto de las mayores amortizaciones, que crecieron un 67%, y costes financieros, que se incrementaron un 40%, asociados a la consolidación de las adquisiciones.

Tobías Martínez, CEO de Cellnex, destacó que los crecimientos seguirán teniendo un efecto arrastre importante en 2022, “cuando estas últimas operaciones ya se consolidarán a ejercicio completo, además de incorporar el cierre de la operación con CK Hutchison en Reino Unido”.

Cellnex confirmó su perspectiva para 2022 con unos ingresos entre 3.460 y 3.510 millones, un ebitda entre 2.650 y 2.700 millones y un crecimiento del 39% en el flujo de caja libre recurrente, con un rango entre 1.350 y 1.380 millones.

La compañía consolidará este crecimiento gracias a la relación de partenariado con los clientes con los que tiene unos compromisos de inversión de 6.500 millones en los próximos ocho años para desplegar 22.000 nuevas torres.

Normas
Entra en El País para participar