ACS ganó 330 millones de euros en el primer semestre

La recuperación del tráfico dispara el beneficio de Abertis. Norteamérica concentra el 53% de los nuevos contratos

El presidente de ACS, Florentino Pérez.
El presidente de ACS, Florentino Pérez.

ACS obtuvo un beneficio neto de 330 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supuso un alza del 44% respecto al mismo periodo del año anterior en términos comparables. Este porcentaje no incluye los resultados de la división industrial que vendió el año pasado al grupo francés Vinci por 215 millones de euros.

Todas sus líneas de negocio contribuyeron positivamente al resultado, destacando la aportación de Abertis a su negocio concesional, ya que las autopistas han recuperado el nivel de tráfico previos a la pandemia. En concreto, la contribucion de Abertis mejoró en 32 millones el resultado de explotación y en 27 millones el beneficio neto. La actividad de concesiones, que también incluye el beneficio neto de Iridium, registró un saldo neto positivo de 79 millones de euros.

El Consejo de ACS acordó ayer un nuevo dividendo de 0,05 euros por acción

En el primer semestre del año pasado, el área industrial aportó 215 millones de euros al beneficio del grupo, una partida que este año ya ha desaparecido tras la venta que realizó por 5.000 millones de euros a Vinci.

Las ventas del grupo en el primer semestre ascendieron a 15.415 millones de euros, con un alza anual del 15,6%, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) se incrementó un 10,7% hasta los 816 millones de euros. El beneficio neto proforma, que también excluye el impacto negativo de 94 millones de euros por la variación de los instrumentos financieros ligados a la acción de ACS, fue un 143% superior al del año pasado.

Renovables

En el análisis por áreas de negocio, Abertis aportó 52 millones de euros, el doble que hace un año como consecuencia de la recuperación del tráfico, y su concesionaria Iridium otros 27 millones. La construcción creció un 8%, hasta los 170 millones, y los servicios otro 13%, hasta los 16 millones. A todo ello se suma una última aportación de 65 millones de euros procedente de la venta de activos de energía renovable, principalmente el 25% de las plantas fotovoltaicas en España vendidas a Galp.

Ha repartido 1.075 millones entre sus accionistas en los últimos doce meses

La cartera de proyectos se situó en 69.397 millones de euros, un 15,7% por encima del primer semestre de 2021, con un peso creciente de las obras en América del Norte, que concentran el 53% de los nuevos proyectos. Ya a mucha distancia aparecen Asia-Pacífico (28%), Europa (9%), España (8%), y Sudamérica (2%).

Solidez financiera

El grupo presenta una posición neta de caja de 1.044 millones de euros, que contrasta con la deuda neta de 2.976 millones de euros de hace doce meses. Ese cambio viene determinado por la venta de Servicios Industriales y la reciente OPA sobre Cimic, su filial en Australia.

La remuneración total a los accionistas en el último año fue de 1.075 millones de euros. El Consejo de Administración acordó ayer repartir, con cargo a los resultados de 2022, un dividendo de cinco céntimos de euro por acción, lo que suma un dividendo total de 14,4 millones de euros a satisfacer el 4 de agosto.


Normas
Entra en El País para participar