Tendam, con sentido y sensibilidad

La empresa transita hacia una tienda íntimamente conectada con el entorno digital

Tendam, con sentido y sensibilidad

La tienda del futuro es una tienda experiencial ­donde, de una manera natural, queda integrada totalmente la omnicanalidad”, explican desde Tendam, uno de los principales grupos europeos del sector de moda especializada, con Springfield, Cortefiel o Women’secret como buques insignia. “La creación de marca no solo vendrá del desarrollo de campañas de marketing y apuestas de futuro, sino que esa misma experiencia generará ese valor y concepto de marca”, reflexionan fuentes de la compañía.

En lo que denominan “universo experiencial sensitivo” ocurren “interacciones que generarán esa mayor fidelidad a la marca, más allá del producto”. De hecho, señalan, “no solo será físico; el desarrollo del metaverso en retail hace ya posible que ambas experiencias puedan coexistir en paralelo”.

Para explicarlo, en Tendam remiten a lo que califican como una de sus mayores ventajas competitivas: la capilaridad y vertebración geográfica. “Damos acceso directo a nuestro universo de marcas a clientes de ciudades medias”, acercando su producto a una población mayor y contribuyendo “a la protección del territorio” y a la “generación de empleo y riqueza a nivel local”, aseguran.

El cambio del modelo operativo ha optimizado costes y mejorado el servicio multicanal

Asimismo, la red de tiendas físicas abre una puerta de acceso adicional al entorno web. “El propio diseño del local lo transforma en muchos casos en hubs de distribución”, revelan fuentes del grupo. De este modo, la superficie comercial de exposición cede protagonismo a la zona destinada al almacenamiento para atender las necesidades de venta online. No en vano, el 50% de los clientes de compra digital de Tendam acuden a estos espacios para recoger sus pedidos y cerca del 70% para devolverlos.

Ambos entornos aparecen así necesariamente vinculados. De hecho, desde la compañía esperan que su crecimiento online sea mayor “en la medida en que la capilaridad de la tienda física aporte más flujo de tráfico y transacciones”. Quizá la compra haya sido online, continúan, “pero la atención al cliente y la gestión de sus necesidades en el entorno físico generan un cambio en el modelo operativo tradicional hasta ahora del retail”. Un modelo basado en la transversalidad de la gestión de sus canales y marcas, “optimizando sustancialmente nuestros costes operativos y dando un mejor servicio multimarca o multicanal”, indican.

La introducción de soluciones tecnológicas como RFID para incrementar la rentabilidad y la productividad; de novedades en la formación y especialización para que el equipo de ventas conozca el stock disponible, haga recomendaciones alternativas o tramite pedidos de modo omnicanal, y de cambios en la gestión de los espacios comerciales para que la distribución de probadores, el diseño de almacenes o la política de cobro en caja ofrezcan una respuesta ágil, rápida y eficaz al cliente acaban de dar las últimas puntadas a un traje a medida con el que Tendam se prepara para recibir en tienda las próximas temporadas.

Tejido productivo

Con más de 30 millones de socios en sus clubes de fidelización, Tendam está presente en 80 países. Sus nueve firmas propias –Women’secret, Springfield, Cortefiel, Pedro del Hierro, Fifty y, desde el último año, Hoss Intropia, Slowlove, High Spirits y Dash and Starts– y otras 90 de terceros conforman una plataforma omnicanal multimarca con 350 millones de visitas en sus espacios digital y físico. De sus 1.800 puntos de venta, 800 están en España, 400 de ellos en poblaciones de menos de 100.000 habitantes.

Normas
Entra en El País para participar